Argentina. Jefatura de Gabinete de Ministros. Subsecretaría de la Gestión Pública
Resolución SSGP 0058/2006. Boletín Oficial n° 31.045, viernes 1 de diciembre de 2006, pp. 20-22.

Citas Legales : Convenio colectivo de trabajo general para la administración pública nacional, Ley 20.173, Ley 25.164, Decreto 00214/2006, Constitución nacional - artículo 016, Decreto 00624/2003, Decreto 00357/2002, Decreto 00409/2005
(Nota del Centro de Documentación: Anexos I y II sustituidos por la Resolución SGyGP 2/09 Biblioteca)

BUENOS AIRES, 21 DE NOVIEMBRE DE 2006.

    VISTO, la solicitud de la Dirección Nacional del INSTITUTO NACIONAL DE LA ADMINISTRACION PUBLICA de la SUBSECRETARIA DE LA GESTION PUBLICA, mediante el expediente de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS Nº 9121/2006, y

    CONSIDERANDO:

    Que la Ley Nº 20.173 creó el INSTITUTO NACIONAL DE LA ADMINISTRACION PUBLICA con la finalidad de “entender en la capacitación, actualización y formación de los recursos humanos requeridos por el Sector Público en función de las prioridades y modalidades del proceso de desarrollo, modernización y cambio social y económico de la Nación”.

    Que de acuerdo con la LEY MARCO DE REGULACION DE EMPLEO PUBLICO NACIONAL Nº 25.164 la capacitación permanente es un derecho de los trabajadores estatales que debe ser garantizado por el Estado.

    Que, además, constituye una responsabilidad de los trabajadores, en especial de los directivos y profesionales, comprometida con la calidad de los servicios debidos al público.

    Que, por su parte, en el Convenio Colectivo de Trabajo General para la Administración Pública Nacional homologado por Decreto Nº 214 de fecha 27 de febrero de 2006 las partes signatarias destacan dentro del compromiso mutuo “el desarrollo y aplicación de modernos regímenes de carrera administrativa basados en el acceso, permanencia, capacitación y desarrollo en el empleo público organizados para asegurar la idoneidad y la igualdad de oportunidades, conforme al artículo 16 de la Constitución Nacional, y la profesionalización y dignificación laboral de los trabajadores...”.

    Que, sin perjuicio del aporte multidisciplinario proveniente de la variada formación profesional que reciben los funcionarios y empleados estatales y de la capacitación específica que adquieren en el desempeño de sus actividades, es preciso proveer cierta unidad en la formación para el mejor desempeño de la función pública que les permita privilegiar la convergencia de objetivos por sobre la diversidad de organismos, niveles y destinatarios de las políticas públicas.

    Que, por otra parte, la interacción en el proceso formativo de los funcionarios de las distintas áreas facilita la creación de redes y de comunidades de práctica que favorecen la gestión del conocimiento, y la materialización de los principios de eficacia, eficiencia y economía en el desenvolvimiento de la administración pública.

    Que, además, la experiencia internacional en la materia demuestra que la formación de los funcionarios públicos, así como la estabilidad del servicio civil y la evaluación de su desempeño, constituyen un reaseguro de la democracia y una variable asociada al mayor desarrollo económico y social.

    Que sobre esta base, se ha diseñado un Programa de Formación para las Carreras de Estado cuyo objetivo es capacitar personal de la administración pública para el ejercicio de la función directiva, profesional, y técnica en los niveles superior e intermedio de las organizaciones públicas.

    Que la creación del Programa de Formación para las Carreras de Estado contempla la interacción con la capacitación brindada por entidades académicas, organismos de la administración pública nacional, organizaciones de la sociedad civil y del ámbito internacional, a través de una planificación flexible y con opciones.

    Que para ello es necesario que la autoridad de aplicación establezca relaciones formales con las potenciales instituciones prestadoras sobre la base de convenios de colaboración. Que la presente medida se dicta de acuerdo con las facultades conferidas por el Decreto Nº 624 de fecha 21 de agosto de 2003; el Decreto Nº 357 de fecha 21 de febrero de 2002, modificado por el Decreto Nº 409 de fecha 2 de mayo de 2005.

    Por ello,
    EL SUBSECRETARIO DE LA GESTION PUBLICA
    RESUELVE:

    ARTICULO 1°.- Créase el Programa de Formación para las Carreras de Estado en el ámbito del INSTITUTO NACIONAL DE LA ADMINISTRACION PUBLICA de la SUBSECRETARIA DE LA GESTION PUBLICA de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS, cuya Fundamentación, Objetivos y Lineamientos Básicos, y su Reglamento obran como Anexos I y II, respectivamente, de la presente Resolución.

    ARTICULO 2°.- Apruébase en el marco del Programa de Formación para las Carreras de Estado establecido en el artículo precedente la Especialización en Dirección Pública y el Diplomado en Gestión de Organizaciones Públicas, respectivamente.

    ARTICULO 3°.- Los gastos derivados de la ejecución de la presente Resolución serán atendidos con cargo al Programa 20 Capacitación de Recursos Humanos del Sector Público de la Jurisdicción 25 JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS.

    ARTICULO 4°.- El INSTITUTO NACIONAL DE LA ADMINISTRACION PUBLICA dictará las normas complementarias que fueren necesarias para la puesta en marcha del Programa de Formación para las Carreras de Estado.

    ARTICULO 5°.- Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.
Juan M. Abal Medina.
Citas legales:Decreto 00357/2002 Biblioteca
Decreto 00624/2003 Biblioteca
Decreto 00409/2005 Biblioteca
Decreto 00214/2006 Biblioteca
Ley 20.173 Biblioteca
Ley 25.164 Biblioteca
Constitución nacional - artículo 016 Biblioteca

ANEXO I
    FUNDAMENTACIÓN, OBJETIVOS Y LINEAMIENTOS BÁSICOS

    DEL PROGRAMA DE FORMACIÓN PARA LAS CARRERAS

    DE ESTADO

    Fundamentación

    La Subsecretaría de la Gestión Pública ha incorporado, como núcleo estratégico de sus orientaciones de política, la Equidad y Desarrollo de Capacidades de los Servidores Públicos para promover la profesionalización de los recursos humanos de la administración pública mediante la formación continua. De esta forma, estima lograr una mayor eficacia en la aplicación de las políticas públicas y la optimización del servicio brindado a la ciudadanía en los distintos organismos que componen el Estado Argentino.

    El Convenio Colectivo de Trabajo General de la Administración Pública Nacional, homologado por el Presidente de la República en febrero de 2006, establece que la capacitación tendrá como objetivo asegurar la formación, el desarrollo y el perfeccionamiento de las competencias laborales del personal con el fin de elevar su profesionalización y facilitar el acceso a las nuevas tecnologías de gestión, de acuerdo con las prioridades que el Estado empleador defina en el marco de sus atribuciones de formulación, acreditación, certificación y evaluación de las actividades de capacitación. Además, la planificación de la capacitación pasa a ser obligatoria para las instituciones del Estado.

    A partir de estos antecedentes, y en el marco de las distintas acciones comprendidas en el plan de formación continua y permanente del personal de la Administración Pública Nacional orientado al servicio público -que promueve la Subsecretaría de la Gestión Pública por medio del Instituto Nacional de la Administración Pública-, se organiza el Programa de Formación para las Carreras de Estado.

    El Programa de Formación para las Carreras de Estado comprende un conjunto de carreras impartidas por el Instituto Nacional de la Administración Pública, que tienen como objetivo general la capacitación especializada con orientación profesional en materias vinculadas al ejercicio de funciones propias de la administración pública. El objetivo del Programa es capacitar en los conocimientos, tecnologías y principios requeridos para elevar los niveles de desempeño de la función pública para abordar los problemas de la sociedad, contribuir efectivamente al logro de un mayor bienestar colectivo y mejorar la calidad en el proceso de elaboración, ejecución y evaluación de políticas públicas en los distintos ámbitos de la actuación estatal.

    El Programa está destinado al personal que mantenga relación de empleo con la administración pública y que satisfaga los requisitos de acceso que en cada caso se determinen. El Programa de Formación para las Carreras de Estado se organiza a partir de dos carreras centrales: la Especialización en Dirección Pública y el Diplomado en Gestión de Organizaciones Públicas. Cada una de ellas puede dar lugar a distintas orientaciones de formación indispensables para el ejercicio de la función pública en el nivel directivo, profesional y administrativo. Las orientaciones se organizarán progresivamente mediante la convergencia de esfuerzos con otras instituciones del Estado que tienen responsabilidad tanto en áreas de política pública como en sistemas transversales de gestión. Las carreras estarán articuladas, asimismo, con otros programas de formación académica universitaria o dictados por asociaciones profesionales, mediante convenios y un proceso de acreditación aplicado por el INAP.

    La Especialización en Dirección Pública está dirigida a los cargos de dirección inmediatamente subordinados a los altos cargos de responsabilidad política gubernamental, cuya función es dirigir, bajo la orientación estratégica y el control de éstos, las estructuras y procesos mediante los cuales se implementan las políticas públicas y se producen y proveen los servicios públicos.

    El Diplomado en Gestión de Organizaciones Públicas está dirigido a personal que desempeña funciones profesionales, técnicas o de supervisión en cualquiera de las fases del ciclo de gestión de las políticas públicas y que cuenta con suficiente experiencia en servicio para consolidar a partir de ella una formación de nivel superior.

    Tanto la Especialización como el Diplomado procuran dar respuesta a las necesidades de formación desde una perspectiva multidisplicinaria, contribuyendo al desarrollo de conocimientos, actitudes y valores para conjugar la profesionalización de la carrera administrativa con las demandas sociales, y fortaleciendo las competencias del personal público para asumir responsabilidades en el proceso de modernización del Estado.

    Objetivos

    El Programa de Formación para las Carreras de Estado se propone formar personal de la administración pública para el ejercicio de la función directiva, profesional, y técnica en los niveles superior e intermedio de las organizaciones públicas, para alcanzar los siguientes objetivos:

    a) Afianzar la comprensión del contexto internacional y nacional en el que se insertan las responsabilidades del servicio público.

    b) Presentar la agenda de gobierno e involucrar al personal público en el proceso de planificación estratégica de la gestión, orientada al ciudadano y al logro de resultados, y en la construcción de compromisos para su obtención.

    c) Analizar los desafíos institucionales de las políticas sectoriales con una visión integrada y de las diferencias político - institucionales, sociales y económicas derivadas de una gestión de política pública enmarcada en el sistema federal argentino.

    d) Facilitar la sistematización de un marco conceptual integrado relativo a la gestión estatal de políticas públicas.

    e) Contribuir a una reflexión profunda de los valores que orientan una administración pública democrática, en particular la relación entre la profesionalización y la ética pública en la construcción de la gobernabilidad.

    f) Facilitar la incorporación y adaptación de tecnologías más avanzadas de gestión pública, capacitar en los macroprocesos administrativos de acuerdo con las directivas de sus órganos rectores, y profundizar y mantener al día las capacidades técnicas operacionales del personal.

    g) Desarrollar competencias gerenciales y de conducción de equipos de trabajo que favorezcan el desarrollo de las personas, mediante acciones e instrumentos aptos para fortalecer el desempeño y la contribución del personal con el logro de los resultados establecidos.

    h) Generar compromiso con la profesionalización de la función pública en todos sus niveles a partir de la identificación y promoción del intercambio de prácticas innovadoras y más eficaces de gestión pública que permitan elevar la calidad profesional en el desempeño de las tareas.

    i) Constituir un banco de experiencias exitosas para promover intercambios que mejoren la eficacia, eficiencia y efectividad del sector público, que jerarquicen a los funcionarios ante la opinión pública difundiendo aquellos programas con mejor impacto social, y que promuevan una cultura de excelencia y calidad del servicio.

    Lineamientos Básicos

    Módulos Temáticos

    Las carreras del Programa de Formación para Carreras de Estado se organizan en módulos temáticos, comprendiendo cada uno un contenido variable de cursos, de acuerdo con una programación anual oportunamente acreditada por el INAP. En este proceso, la ampliación de cursos prevé la integración de aquellos que se acuerden mediante un convenio particular con otras instituciones del Estado, instituciones académicas universitarias y asociaciones profesionales.

    La estructura de la Especialización en Dirección Pública se organiza en los Módulos siguientes: Estado y Sociedad, Políticas Públicas, Gestión Pública, Administración Gubernamental y Competencias Directivas.

    La estructura del Diplomado en Gestión de Organizaciones Públicas se organiza en los Módulos siguientes: Estado y Sociedad, Gestión Pública, Administración Gubernamental y Gestión Organizacional y Calidad.

    Metodología

    La metodología de las carreras del Programa de Formación para las Carreras de Estado se basará fundamentalmente en los siguientes aspectos:

    • Combinación equilibrada de teoría y práctica: Cada curso combinará las exposiciones teóricas que aporten un marco conceptual sobre la materia, con experiencias prácticas derivadas de la gestión gubernamental.

    • Participación activa, que responderá a criterios de exigencia de compromiso de los participantes en el proceso de formación, aprovechando las posibilidades de la gestión del conocimiento.

    • Constitución de redes que faciliten a los participantes una comunicación fluida entre ellos en el futuro, dando lugar a la conformación de comunidades de práctica.

    • Evaluación de los aprendizajes mediante la aplicación de pruebas objetivas en todos los cursos.

    Sistema de créditos

    La culminación de la Especialización en Dirección Pública requiere la obtención de un total de 40 (CUARENTA) créditos, equivalentes a 400 horas de formación presencial, más la realización de un proyecto que será presentado ante un tribunal académico, valorado en 10 (DIEZ) créditos.

    La obtención del Diplomado en Gestión de Organizaciones Públicas requiere la obtención de un total de 30 (TREINTA) créditos, equivalente a 300 horas de formación presencial, más la realización de un proyecto que será presentado ante un tribunal académico, valorado en 10 (DIEZ) créditos.

    En INAP acreditará cada uno de los cursos que conforman las carreras del Programa de Formación para las Carreras de Estado, pudiendo reconocer equivalencias por hasta un 20% de los créditos requeridos por cada Módulo de la carrera, conforme al sistema de créditos antes descrito y un reglamento particular. Estos cursos deberán haber sido realizados dentro de los dos años anteriores a la inscripción en la carrera para preservar el enfoque de formación continua en que se inscribe el Programa de Formación para las Carreras de Estado.

ANEXO II
    REGLAMENTO DEL PROGRAMA DE FORMACIÓN PARA LAS CARRERAS DE ESTADO

    Capítulo I: Del Programa de Formación para las Carreras de Estado

    ARTICULO 1º.- Se denomina Programa de Formación para las Carreras de Estado al conjunto de carreras de formación impartidas por el Instituto Nacional de la Administración Pública, cuyo objetivo general es la capacitación especializada con orientación profesional en materias vinculadas al ejercicio de funciones propias de la administración pública.

    ARTICULO 2º.- El objetivo del Programa de Formación para las Carreras de Estado es capacitar en conocimientos, tecnologías y principios requeridos para elevar los niveles de desempeño de la función pública para abordar los problemas de la sociedad, contribuir efectivamente al logro de un mayor bienestar colectivo y mejorar la calidad en el proceso de elaboración, ejecución y evaluación de políticas públicas en los distintos ámbitos de la actuación estatal.

    ARTICULO 3º.- El Programa de Formación para las Carreras de Estado se organiza con base en dos carreras centrales: la Especialización en Dirección Pública y el Diplomado en Gestión de Organizaciones Públicas. En cada uno de estas carreras podrán desarrollarse orientaciones a partir de una base común.

    Capítulo II: Participantes del Programa de Formación para las Carreras de Estado

    ARTICULO 4º.- El Programa de Formación para las Carreras de Estado está destinado al personal que mantiene relación de empleo con la Administración Pública Nacional.

    ARTICULO 5º.- Son cursantes regulares del Programa de Formación para las Carreras de Estado aquellos funcionarios de la administración pública que habiendo cumplido las condiciones de admisión, se hayan inscripto en alguna de las carreras de formación ofrecidas.

    ARTICULO 6º.- El mantenimiento de la condición de cursante regular requiere:

    a. Aprobar el mínimo de cursos o créditos por período anual de acuerdo a la carrera en la que se haya inscripto;

    b. Obtener los créditos establecidos dentro del plazo máximo fijado por la carrera, y

    c. Cumplir satisfactoriamente las normas éticas y de escolaridad establecidas por la carrera.

    ARTICULO 7º.- El cursante regular que necesite discontinuar sus estudios podrá presentar una solicitud de baja temporaria a la Dirección de la carrera correspondiente, con indicación de su duración. Una vez concluido el período autorizado, de un máximo de dos años, el cursante deberá solicitar su alta; en caso contrario, perderá su condición regular.

    Capítulo II: Ingreso al Programa

    ARTICULO 8º.- Podrán postularse para ingresar al Programa de Formación para las Carreras de Estado como cursantes regulares quienes cumplan los requisitos particulares establecidos para cada carrera de formación:

    1) Para la Especialización en Dirección Pública:

    a. Haber aprobado previamente una carrera de grado o de nivel superior no universitario de cuatro (4) años de duración como mínimo, más las condiciones particulares que se establezcan en cada caso, con el fin de comprobar que su formación resulte compatible con las exigencias de la carrera a la que aspira;

    b. Rendir satisfactoriamente las evaluaciones previstas para el ingreso a la carrera, cuando corresponda;

    c. Contar con el aval de la autoridad superior de la institución donde presta servicios o un funcionario con nivel no inferior a director o equivalente;

    d. Firmar un compromiso de permanencia en la función pública igual al doble de la duración de la carrera.

    2) Para el Diplomado en Gestión Administrativa

    a. Haber obtenido previamente como mínimo un título de nivel medio en cualquiera de sus variantes, más las condiciones particulares que se establezcan en cada caso, a fin de comprobar que su formación resulte compatible con las exigencias de la carrera a la que aspira;

    b. Contar con una antigüedad de al menos cinco (5) años en la administración pública nacional, provincial o municipal;

    c. Rendir satisfactoriamente las evaluaciones previstas para el ingreso a la carrera, cuando corresponda;

    e. Contar con el aval de la autoridad superior de la institución donde presta servicios o un funcionario con nivel no inferior a director o equivalente;

    f. Firmar un compromiso de permanencia en la función pública igual al doble de la duración de la carrera que se concluya.

    ARTICULO 9º.- La Comisión de Admisión estará integrada por el Director del Programa de Formación para las Carreras de Estado, el Director de la carrera correspondiente y un representante del Instituto Nacional de la Administración Pública, y representantes de los Programas gubernamentales de formación de funcionarios que se incorporen al Programa de Formación para las Carreras de Estado mediante la firma de los correspondientes convenios. Cuando se trate del ingreso a una orientación de alguno de las carreras, se sumará a la Comisión un representante de la institución con la que se haya convenido la respectiva orientación. En caso de considerarlo necesario, la Comisión podrá entrevistar a los aspirantes. La Comisión realizará la selección final de aspirantes; su resolución será inapelable.

    Capítulo III: Reglas de los cursos

    ARTICULO 10.- Los planes de estudio del Programa de Formación para las Carreras de Estado podrán comprender:

    a. Cursos de asistencia y aprobación obligatorias.

    b. Trabajos de Campo, Prácticas Profesionales y Pasantías.

    c. Trabajos de investigación o estudio.

    d. Trabajo final.

    ARTICULO 11.- Los Planes de Estudios de las carreras están constituidos por las asignaturas acreditadas por disposición del INAP para la satisfacción de los requisitos académicos, de acuerdo con la programación anual que se establezca.

    ARTICULO 12.- Cada asignatura se organiza a partir de un syllabus que especifica: los objetivos, conocimientos y competencias a alcanzar; los contenidos; metodología y bibliografía; trabajos, prácticas u obras a realizar; la programación detallada de la distribución de actividades; la modalidad de las evaluaciones parciales y final; la bibliografía obligatoria, complementaria y otros materiales y recursos de aprendizaje necesarios sugeridos para el estudio de la materia.

    ARTICULO 13.- Todas las asignaturas exigen cumplir la condición de asistencia a las clases teóricas y/o prácticas y a los actos académicos o complementarios que se organicen con carácter curricular. La asistencia se computa por asignatura y por hora de clase. Pierde la condición de cursante regular de una asignatura quien no asiste al 75% de las clases obligatorias correspondientes al período académico en el que se encuentra inscripto.

    ARTICULO 14.- Podrá ser reconocida la aprobación por equivalencia de hasta 20% de las asignaturas comprendidas en el Plan de Estudios, por medio de un proceso de acreditación de los cursos correspondientes, así como a consecuencia de convenios de cooperación académica suscritos con terceras instituciones bajo cuya responsabilidad las materias equivalentes se hayan impartido y acreditado oportunamente.

    ARTICULO 15.- Si un cursante incumpliere reiteradamente las reglas del curso anunciadas en el programa de la materia, el docente podrá solicitar su retiro del curso, aplicándose en tal caso la nota “Ausente”.

    Capítulo IV: Evaluaciones

    ARTICULO 16.- El cursante debe realizar satisfactoriamente la totalidad de trabajos y cumplir con todas las obligaciones que se indiquen en los syllabus correspondientes. Cada carrera podrá establecer condiciones particulares bajo las cuales los cursantes podrán recuperar las obligaciones no cumplidas.

    ARTICULO 17.- Para la calificación de los resultados de las evaluaciones del aprendizaje se adopta una escala numérica comprendida entre las letras A y D. La calificación A corresponde a Sobresaliente; B corresponde a Distinguido, C corresponde a Bueno y D corresponde a Insuficiente. Las calificaciones B y C pueden ser seguidas de un superíndice + (más) o - (menos) según estime el calificador.

    ARTICULO 18.- Cada syllabus establecerá las reglas relacionadas con los trabajos prácticos, parciales, entregas, etc., integradas a la calificación de concepto, así como el cumplimiento de las condiciones de asistencia, dan lugar a la determinación por parte del profesor de la “Calificación de Cursado”. La calificación mínima de aprobación del cursado deberá ser C. Cuando los cursantes no satisfagan los requerimientos académicos del cursado, se consignará D como calificación final del cursado.

    ARTICULO 19.- A efectos de la aprobación final, la aprobación del cursado de una asignatura tiene una validez igual a la de la duración de dictado de ella desde su notificación, y se interrumpe en el momento en que el cursante obtiene el tercer insuficiente en la evaluación final establecida para esa asignatura. Para comenzar la segunda mitad de la carrera, el cursante debe tener regularizada la aprobación de las dos terceras partes de la primera mitad de aquélla.

    ARTICULO 20.- En el caso de caducar el cursado por alguna de las razones expuestas en los artículos 18 y 19, el curso de la asignatura perderá validez.

    ARTICULO 21.- Para aprobar el cursado de una asignatura, salvo que se establezcan expresamente otras condiciones, se requiere simultáneamente cumplir la condición de asistencia y aprobar las obligaciones académicas dispuestas en el syllabus respectivo.

    ARTICULO 22.- Por regla general, la calificación final de cada materia estará basada en por lo menos una evaluación escrita, tal como examen, trabajo práctico, monografía o proyecto. En el caso que el examen sea oral, se constituirá un tribunal examinador integrado por, al menos, dos profesores.

    ARTICULO 23.- A los participantes que interrumpan el cursado de una materia antes de la finalización de las clases o no cumplan las reglas de cursado del syllabus respectivo o no se presenten a la evaluación prevista, se les aplicará la nota “Ausente”.

    CAPITULO V: Calendario académico

    ARTICULO 24.- Al inicio del año lectivo, el Director de cada carrera dará a conocer la programación prevista para el período.

    ARTICULO 25.- Los cursos se dictarán conforme a la programación de cada carrera, pudiendo variar las fechas y horarios en función de circunstancias que lo hagan necesario, lo que será oportunamente comunicado, y siempre dando lugar a la recuperación de oportunidades que permitan asegurar la regularidad de cursado. Los cambios de fechas deberán ser aprobados previamente por el Director de la carrera.

    ARTICULO 26.- Fuera de las clases prefijadas, los docentes podrán ofrecer otros métodos de consulta, que comunicarán en el programa del curso y conforme a su pertinencia dentro de las actividades previstas en los syllabus correspondientes.

    Capítulo VI: Trabajo Final

    ARTICULO 27.- Las carreras culminan con la realización de un trabajo final elaborado de acuerdo con los criterios y pautas que la Dirección de cada carrera establezca en el Reglamento de Trabajos Finales. En todos los casos, los trabajos deberán constituir un aporte a la mejora de la administración pública y serán presentados en público ante un Tribunal en el que habrá al menos un funcionario directivo en representación del área administrativa sobre la cual versa el trabajo.

    Capítulo VII: Derechos de los cursantes

    ARTICULO 28.- Todos los participantes, desde el momento de su inscripción, gozan de los derechos establecidos por las disposiciones legales vigentes, por las Normas Académicas de la carrera, el Reglamento de Trabajos Finales, por este Reglamento y otras disposiciones que se dicten. Entre tales derechos se encuentran:

    a. Recibir una formación acorde con las exigencias de capacitación que establece la Ley Marco de Empleo Público y los respectivos escalafones que rijan en el ámbito de los cursantes.

    b. Expresar libremente, en el desarrollo de las actividades académicas del Programa, sus convicciones políticas, filosóficas, culturales y religiosas, dentro de un marco de respeto mutuo.

    c. Recibir apoyo institucional para su mejor rendimiento en los cursos asignados a través del acceso a medios de información de la Administración Pública Nacional y a material de archivo de las jurisdicciones y organismos.

    d. Obtener certificados por todas las tareas y/o cursos que hayan realizado en el marco de sus respectivos planes de estudios en la medida que hayan cumplido con las normas que se establecen en este reglamento.

    ARTICULO 29.- Cada carrera pondrá a disposición de los participantes, el último día de clase de cada curso, la Encuesta de Evaluación del Curso.

    ARTICULO 30.- Los cursantes podrán presentar sus peticiones o reclamos de carácter académico al profesor responsable de la materia, al Secretario Académico, al Director de la carrera o al Director del Programa de Formación, según las circunstancias del caso.

    Capítulo VIII: Obligaciones de los cursantes

    ARTICULO 31.- Todos los cursantes, desde el momento de su inscripción, quedan obligados a cumplir con las disposiciones establecidas en las Normas de la carrera y en el presente reglamento.

    ARTICULO 32.- Son obligaciones generales de los cursantes:

    a) Las que se establecen como tales en la Ley Marco de Empleo Público y las de sus respectivos escalafones;

    b) Realizar un uso responsable de todas las instalaciones y bienes de las sedes donde se cursen las asignaturas, debiendo responder por los daños ocasionados intencionalmente o por negligencia;

    c) Cumplir con los reglamentos de la Biblioteca, y con las indicaciones que se impartan especialmente en relación con el uso y difusión de la información obtenida en las jurisdicciones y organismos;

    d) Dar cumplimiento a todos aquellos deberes que, aun no estando expresamente mencionados, surjan de las modalidades de la vida académica.

    Capítulo IX: Faltas a la ética

    ARTICULO 33.- Constituyen faltas a la ética el plagio, la copia y otras formas de deshonestidad académica. Las reglas aceptadas para las tareas académicas serán anunciadas por cada profesor anticipadamente. El docente podrá reprobar en la materia a quien faltare a estas reglas, conservando la prueba del hecho y comunicándola al Director de la carrera, quien evaluará la gravedad de la conducta y remitirá los antecedentes a la Dirección del Programa de Formación para la instrucción de un procedimiento disciplinario.

    ARTICULO 34.- También se considerarán faltas a la ética las acciones que atenten contra los principios, fines o medios de la Administración Pública Nacional, vulneren los derechos de las autoridades, profesores, investigadores, participantes o personal administrativo, utilicen el nombre de alguna institución vinculada a la carrera o de alguno de sus miembros para fines propios, empleen referencias engañosas, afecten la objetividad y equidad de los procedimientos, o de cualquier otra manera conspiren contra un clima de libertad, justicia y solidaridad.

    ARTICULO 35.- En caso de faltas graves o reincidentes se aplicará alguna de las siguientes sanciones:

    a) Apercibimiento

    b) Suspensión por plazo determinado

    c) Expulsión. Su aplicación será decidida por el Consejo del Programa de Formación con base en un sumario que fijará los plazos para que el imputado produzca su descargo y aporte las pruebas pertinentes, luego de lo cual elevará un dictamen que recomendará al Director del Programa de Formación. Toda sanción se aplicará mediante resolución fundada.

    Capítulo X: Otras Disposiciones

    ARTICULO 36.- El INAP propiciará que las jurisdicciones y organismos de la Administración Pública Nacional presten apoyo a los cursantes del Programa de Formación para las Carreras de Estado brindando la información necesaria para la realización de los trabajos, permitiendo la consulta de archivos y facilitando el contacto con los responsables de la gestión, asesores jurídicos, técnicos y usuarios.