¿Cómo usar los artefactos eléctricos de manera eficiente?


Esta página ofrece algunos consejos prácticos que contribuyen al ahorro de energía y a la preservación del medio ambiente. Al final de la misma, los usuarios encontrarán un video animado que el ENRE elaboró para ilustrar la importancia de estas recomendaciones.


Luces

La iluminación representa aproximadamente la tercera parte del consumo de un hogar. A la hora de optar por el tipo de iluminación, tenga en cuenta los requerimientos de cada ambiente y recuerde que siempre es preferible utilizar la luz natural.

Si bien la cantidad de mercurio que contiene una lámpara es mil veces inferior a la que contiene el clásico termómetro para tomar la fiebre, cuando se rompa alguna, ventile el ambiente y cubra sus manos antes de tocarla. Cuando descarte lámparas, arrójelas en una bolsa de basura aparte, así como hace con las pilas y las baterías.


Equipo de aire acondicionado

Conviene elegir los equipos más eficientes y acordes a las necesidades. Por ejemplo, recuerde la existencia de aquéllos con sistemas reversibles, es decir, capaces de refrigerar y calefaccionar. También tenga presente que los ventiladores pueden descender dos o tres grados la temperatura de un ambiente y tienen un consumo más bajo que un aire acondicionado.


Heladera

Aún con la misma capacidad, no todas las heladeras consumen la misma energía: algunas son más eficientes y consumen hasta un 50% menos. Por estar siempre encendida, la heladera es el electrodoméstico que más energía consume en el hogar.


Plancha

Si bien es un electrodoméstico pequeño, la plancha tiene una potencia y consumo mayor por producir calor. Igual que la tostadora y el secador de cabello.


Televisor, DVD, equipo de audio, computadora

Muchos de sus electrodomésticos pueden consumir electricidad incluso cuando están apagados. Aunque resulte sorprendente, es la verdad.

Los reproductores de DVD, los cepillos de dientes eléctricos, los teléfonos inalámbricos, los aparatos de TV con encendido instantáneo y otros electrodomésticos electrónicos con controles remotos, temporizadores, relojes o memoria son los responsables de la llamada pérdida de electricidad a causa de la posición de espera o “stand by”.

Sucede lo mismo cuando dejamos el cargador del teléfono móvil conectado a la toma de corriente consume energía. Basta con tocar el transformador: si está caliente, está consumiendo energía.


Lavarropas

Detrás de la heladera y del televisor, el lavarropas representa un consumo significativo en el hogar, sobre todo cuando se utilizan los programas con calentamiento de agua. Los equipos de clase A pueden ahorrar hasta un 50% en comparación con los de clase G.


Viviendas que ayudan a ahorrar

La manera en que se construyen las viviendas puede contribuir al ahorro de energía. En otras palabras, una vivienda correctamente aislada permite un ahorro de electricidad o gas que puede llegar hasta el 60%. De hecho, grandes fugas de calor en invierno o calentamiento excesivo en verano son originados en techos que no se encuentran aislados de manera adecuada.

Las paredes también deben poseer una correcta aislación térmica a fin de reducir los intercambios de calor a través de ellas. Por su parte, las ventanas y los vidrios juegan un rol fundamental: el simple hecho de cerrar la persiana en una noche de invierno, cuando hay gran diferencia de temperatura entre el interior y el exterior, ayuda a disminuir la pérdida de calor.

Otras veces, cerramientos de baja calidad, con problemas de diseño, originan excesivas infiltraciones de aire. Una forma de reducirlas es colocando burletes u otros materiales que impidan el paso de aire indeseado.



Para tener en cuenta
La aplicación de la norma IRAM 11900 significará que cada uno de los edificios nuevos a construirse en cualquier ciudad de nuestro país cuente con una etiqueta que informe a sus usuarios el nivel de aislación de las paredes y techos, al mismo tiempo que su eficiencia respecto de la cantidad de energía que se necesita para calefaccionarlo.





Video ilustrativo

En 2015 el ENRE elaboró un video animado que ilustra la importancia de los consejos vertidos en esta página. La pieza se titula Tic-tac y forma parte del programa El ENRE en las Aulas.

Para ampliar el video, por favor hacer clic derecho sobre el mismo, y luego otro clic sobre las opciones 'Zoom' y 'Pantalla completa' tal como muestra esta captura. Gracias.

El ENRE recomienda la 'Guía de Buenas Prácticas para un Uso Responsable de la Energía', que la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética de la Nación presentó en diciembre de 2016. Los interesados en descubrirla o repasarla la encontrarán después de hacer clic aquí.