Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Argentina)
Resolución ENRE 0103/2005. (no publicada en B.O.) , jueves 17 de febrero de 2005, 5 p.

Citas Legales : Resolución ENRE 0419/2003, Resolución ENRE 0032/1994, Resolución ENRE 0052/1995, Resolución ENRE 0333/1999, Resolución ENRE 0072/2000, Ley 24.065 - artículo 77, Resolución ENRE 0071/1995, Código civil - artículo 0001, Código civil - artículo 0002, Resolución D.AMB. 0008/2002, Ley 19.549 - artículo 12, Ley 24.065 - artículo 63 incisos a) y g)

Fallos Citados : CNFed. Cont. Adm. Sala 2; fallo: "Beamurguia Narciso A. c/ Ministerio de Salud y Acción Social" [23 de septiembre de 1993]

Expediente Citado : ENRE 05507/1998



BUENOS AIRES, 17 DE FEBRERO DE 2005

    VISTO: el Expediente ENRE N° 5.507/1998, y

    CONSIDERANDO:

    Que la empresa generadora de energía eléctrica “CENTRAL TERMICA DIQUE SOCIEDAD ANONIMA” (“CENTRAL TERMICA DIQUE S.A.”) interpone Recurso de Reconsideración en legal tiempo y forma, en contra de la Resolución ENRE N° 419/2003 de fecha 24 de septiembre de 2003, que aplica a la recurrente una sanción de PESOS OCHO MIL (8.000) por incumplimiento a las obligaciones emergentes de las Resoluciones ENRE N° 32/94, ENRE N° 52/95, ENRE N° 333/99 y ENRE N° 72/00, sobre los plazos de presentación de los Planes de Gestión Ambiental e informes de avances sobre el desarrollo de los mismos, por los siguientes incumplimientos: a) presentación fuera de término del PGA del período ambiental 1998 - 1999, b) no presentación del quinto informe de avance del período ambiental 2000 - 2001, c) presentación fuera de término de los informes de avance primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto y séptimo del período ambiental 1998 - 1999 y d) presentación fuera de término de los informes de avance primero, segundo, tercero, cuarto y sexto del período ambiental 2000 - 2001;

    Que, los agravios expuestos por “CENTRAL TERMICA DIQUE S.A.” en esta etapa recursiva son los siguientes:

    Que, la Resolución objeto de impugnación es nula de nulidad absoluta e irreparable toda vez que padece de vicios en la causa, en el objeto, y en la motivación;

    Que sobre el particular la empresa sumariada incorpora doctrina y jurisprudencia nacional, manifestando que “la motivación no es una explicación cualquiera, sino una explicación certera, fundada y circunscripta a los hechos y al derecho aplicable”;

    Que asimismo, “CENTRAL TERMICA DIQUE S.A.” manifiesta que la multa impuesta por la Resolución recurrida “deviene irrazonable, toda vez que si bien la facultad sancionatoria es una “facultad discrecional”, no se puede fundar un acto en la mera invocación de facultades discrecionales, puesto que aquellos preceptos y reglas generales en la materia imponen a quien las ejerce que satisfaga el imperativo de una motivación suficiente y adecuada de sus decisiones...”;

    Que el incumplimiento que se le imputa consiste en un mero incumplimiento formal, y no sustancial;

    Que seguidamente y, por razones de brevedad, se hace remisión a los contenidos del acto impugnatorio interpuesto, obrante a fojas 671/676 del Expediente del Visto;

    Que con relación al argumento de la sumariada respecto a la falta de motivación de la Resolución atacada, debe afirmarse que de ningún modo la Resolución ENRE N° 419/2003 se encuentra viciada con la falta de motivación, por las razones de hecho y de derecho que a continuación se exponen:

    Que es sabido que la actividad administrativa debe tender siempre a satisfacer, directa o indirectamente necesidades de interés público, y en ese sentido, “la falta de cumplimiento de los plazos para la presentación del PGA y de los informes trimestrales sobre el avance de los trabajos, representa una infracción a las normas de prevención sobre protección del medio ambiente, ya que el ENRE debe analizar y evaluar los programas ambientales con anterioridad a su ejecución como, así también los informes de avance de los programas ambientales ejecutados por la empresa, deben ser conocidos con la debida oportunidad a los fines de merituar la conveniencia y el óptimo desarrollo de los mismos y si estos se adecuan a la protección de los ecosistemas donde la planta realiza sus operaciones”, ( ver en Derecho de la Energía Eléctrica, Rubén A. Barreiro, Pág.438/439, Ed. Abaco).

    Que el Estado Nacional ejercitando la potestad de raigambre constitucional (artículo 41 de la Constitución Nacional) y delegada a este Ente, se encuentra con facultades concretas, las cuales se manifiestan en el dictado de los ordenamientos formativos que obligatoriamente rigen para todos los agentes del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) entre ellos, Resolución ENRE N° 32/1994 y la Resolución ENRE N° 52/1995;

    Que, no obstante ello, la doctrina administrativa entiende que la motivación es la explicación de la causa; esto es la declaración de cuál es la expresión de las razones y las circunstancias de hecho y de derecho que han llevado a dictar el acto (CNFedContAdm, Sala II, 23/9/93, “Beamurguia”, ED, 156-113). Circunstancias que se encuentran presentes en el acto administrativo atacado.

    Que la motivación de los actos administrativos aparece como una necesidad tendiente a la observancia del principio de legalidad en la actuación de los órganos estatales, y en ese sentido el ENRE al aplicar la sanción recurrida ha observado y aplicado las normas jurídicas que legitiman su accionar;

    Que en cuanto a la irrazonabilidad del monto de la multa, alegada por la recurrente cabe determinar que “CENTRAL TERMICA DIQUE S.A.”, por tratarse de un agente del MEM no concesionario, le cabe la aplicación del artículo 77 de la Ley 24.065 por la derivación efectuada por las Resoluciones ENRE N° 52/1995 y 71/1995 es decir que es facultad discrecional de este Ente, la aplicación de una sanción entre los montos consignados en esta normativa que fija un mínimo de cien pesos y un máximo de cien mil pesos;

    Que la Resolución atacada sanciona un incumplimiento derivado de las obligaciones de la quejosa en lo que respecta a la materia ambiental, por lo que no se puede desconocer que ese acto administrativo carezca en su finalidad, como elemento esencial, el carácter de interés público, y en ese sentido la doctrina manifestó lo siguiente: “Es harto sabido que la actividad administrativa debe procurar la satisfacción concreta del interés público, del bien común. Esto constituye el fin del procedimiento...” (en Régimen de Procedimientos Administrativos, Tomás Hutchinson, Ed. Astrea, Pág. 84, 5ta. Edición - Año 2000);

    Que, afirmativamente, la doctrina administrativa nacional entiende que no es menester entonces que una norma requiera expresamente esa correlación entre la “finalidad” del acto y el “interés público” pues la actuación permanente de la Administración Pública para satisfacer dicho interés constituye un “principio” fundamental que en el Estado de Derecho se impone como ineludible resultado de la sumisión de la Administración al orden jurídico. (Marienhoff Miguel S., Tratado de Derecho Administrativo - Abeledo Perrot, 1993).

    Que estamos frente a una “finalidad” verdadera no encubierta ni falsa ni distinta a la correspondiente al “objeto” o “contenido” del acto.

    Que lo que interesa al Estado es el conocimiento anterior de las operaciones y actividades realizadas por el administrado y si éstas se adecuan y obedecen a las normativas aplicables en la materia por cuanto, resulta redundante para la recurrente recordarle que los ordenamientos jurídicos y marco regulatorio vigentes en materia ambiental, se suponen conocidos por ésta quién, valga la redundancia, no puede alegar en derecho su propia torpeza (Título I - artículos 1 y 2 del Código Civil) y pretender que este Organismo de Control le esté recordando sistemáticamente como agente del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) el deber de cumplir con los plazos fijados por tal o cual reglamentación o Resolución, porque su incumplimiento se sanciona con multa;

    Que asimismo, las manifestaciones vertidas por la recurrente en esta instancia impugnativa no sólo son una repetición de las ya alegadas en oportunidad de presentar el respectivo descargo sino que, no ha incorporado en la materialidad de su impugnación, nuevas pretensiones que no hayan sido ya desarrolladas y analizadas al momento de fundamentar la aplicación de una sanción por parte de este Ente;

    Que el ENRE en oportunidad de dictar la Resolución ENRE N° 419/2003 se ha explayado en la real intelección de las potestades de control y prevención ejercidas por el mismo en resguardo de los ecosistemas y, porque la naturaleza de estas facultades de prevención inherentes al Estado imponen la necesidad de un conocimiento ex - ante al cumplimiento de la obligación y no ex – post por cuanto, tornaría ilusorio cualquier reproche posterior por una posible contaminación o menoscabo a los ecosistemas existentes, desvirtuando la propia naturaleza jurídica de estas potestades que deben ser efectivamente anteriores, porque son preventivas y no reparadoras o reconstructivas de los bienes jurídicamente protegidos que pudieren ser menoscabados;

    Que las facultades de control son ejercidas por este Ente en oportunidad de tomar conocimiento inmediato y posterior al desarrollo de los PGA, información que debe ser suministrada por los agentes del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) en los plazos determinados por el Anexo de la Resolución ENRE N° 32/1994 a los fines de no cercenar y menoscabar este rol propio del Estado en la protección de un ambiente sano;

    Que este Ente ha aprobado los PGA cuando éstos no han merecido objeción alguna sobre los requerimientos mínimos acerca del contenido de los mismos como así también sobre el contenido de los informes de avance ejecutados, reglamentados por la Resolución ENRE N° 32/1994, circunstancia claramente especificada en las respectivas resoluciones de aprobación de los PGA que, de ningún modo han consentido las presentaciones extemporáneas de los programas ambientales y los informes de avance;

    Que por consiguiente, si nos atendemos a los hechos que motivan la aplicación de la sanción y que se encuentran especificados en la Resolución 419/2003 y Resolución D. AMB 08/2002 a la que hacemos remisión por razones de brevedad, se infiere palmariamente que este Ente al aplicar a la recurrente una multa de Pesos Ocho Mil ($ 8.000), ha respetado y observado los principios de razonabilidad y proporcionalidad que deben imperar en el ejercicio discrecional de potestades por parte de la Administración;

    Que basta con la simple lectura del Acto objeto de impugnación para inferir que el mismo ha sido dictado por autoridad competente, expresa causa y objeto, se encuentra debidamente motivado y determina el fin que define el dictado del mismo y, en concordancia con el artículo 12 de la Ley 19549, ha sido emitido conforme al ordenamiento jurídico vigente, presunción no desvirtuada por argumento alguno y suficientemente válido argüido por la recurrente que permita revocar la Resolución ENRE N° 419/2003.

    Que sobre la base de los Considerandos que anteceden se encuentran desvirtuados los argumentos de nulidad absoluta esgrimidos por la recurrente toda vez que, ha sido acreditado que la Resolución N° 419/2003 es válida al encontrarse confirmados los siguientes aspectos: el órgano que ha dictado la misma se encuentra legalmente facultado, se han expresado las razones de hecho y de derecho que la respaldan y el motivo y causa de su dictado, sobre la base de un objetivo concreto y determinado en una finalidad específica con arreglo a la ley, respetando los derechos de las partes, intereses generales, procedimientos y modos indicados por la ley ritual al dictado de dicha Resolución;

    Que por todo ello, corresponde rechazar el Recurso de Reconsideración interpuesto por “CENTRAL TERMICA DIQUE S.A.” contra de la Resolución N° 419/2003;

    Que el Directorio del Ente Nacional Regulador de la Electricidad se encuentra facultado para el dictado del presente acto de virtud de lo dispuesto por el artículo 63 incisos a) y g) de la Ley N° 24.065;

    Por ello;

    EL DIRECTORIO DEL ENTE NACIONAL
    REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD
    RESUELVE

    ARTICULO 1.- Rechazar el Recurso de Reconsideración interpuesto por la empresa generadora de energía eléctrica “CENTRAL TERMICA DIQUE SOCIEDAD ANONIMA” contra la Resolución ENRE N° 419/2003 de fecha 24 de septiembre de 2003.

    ARTICULO 2.- “CENTRAL TERMICA DIQUE S. A.” deberá depositar, el total de la multa aplicada en el artículo primero de la Resolución ENRE N° 419/2003, dentro de los cinco días hábiles administrativos contados a partir de la notificación de la presente, en la cuenta corriente ENRE N° 50/652 Recaudadora de Fondos de Terceros N° 2.915/89 del Banco de la Nación Argentina, Sucursal Plaza de Mayo, bajo apercibimiento de ejecución.

    ARTICULO 3.- “CENTRAL TERMICA DIQUE S.A.” deberá depositar la suma consignada en el artículo primero de la Resolución ENRE N° 419/2003 con más el pago de intereses de acuerdo con lo dispuesto por el artículo cinco de la misma Resolución, los cuáles serán calculados desde el lapso que va desde el momento en que la penalidad debió satisfacerse y hasta su efectivo pago.

    ARTICULO 4.- Notifíquese a “CENTRAL TERMICA DIQUE S.A.”

    ARTICULO 5.- Regístrese, comuníquese y archívese.
    RESOLUCION ENRE N° 103/2005
    ACTA N° 754
    Jorge Daniel Belenda,
    Vocal Tercero.-
    Julio César Molina,
    Vocal Segundo.-
    Marcelo Baldomir Kiener,
    Vocal Primero.-

    Citas legales:Resolución ENRE 0419/2003 Biblioteca
    Resolución ENRE 0032/1994 Biblioteca
    Resolución ENRE 0052/1995 Biblioteca
    Resolución ENRE 0071/1995 Biblioteca
    Resolución ENRE 0333/1999 Biblioteca
    Resolución ENRE 0072/2000 Biblioteca
    Ley 19.549 Biblioteca
    Decreto 01759/1972 (t.o. 1991) Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 63 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 77 Biblioteca
    Constitución Nacional - artículo 41 Biblioteca
    Código Civil de la Nación - artículo 0001 Biblioteca
    Código Civil de la Nación - artículo 0002 Biblioteca
    Acta ENRE 754/2005 Biblioteca
    Bibliografía citada: Barreiro, Rubén A. "Derecho de la energía eléctrica. Dinámica legal, derechos y obligaciones del usuario. Tratamiento exegético del marco regulatorio eléctrico. Texto ordenado de las leyes 15.336, 24.065 y normas reglamentarias. Concordado, comentado y anotado con jurisprudencia administrativa y judicial". Buenos Aires: Ábaco de Rodolfo Depalma, 2002. 1027 p. Libros