Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Argentina)
Resolución ENRE 1337/1997. Boletín Oficial n° 28.809, miércoles 7 de enero de 1998, p. 18.

Citas Legales : Pliego de bases y condiciones (privatización de Central Térmica San Nicolás S.A.) - anexo X, Resolución SE 0182/1995, Norma JIS Z-8808, Decreto 01601/1995 (Buenos Aires), Norma JIS K-0103, Norma JIS B-7982, Resolución SE 0182/1995 - anexo I - punto 2.1., Pliego de bases y condiciones (privatización de Central Térmica San Nicolás S.A.) - anexo X - punto 2.1., Ley 24.065 - artículo 02, Ley 24.065 - artículo 54, Ley 24.065 - artículo 56 incisos k); m) y o), Ley 24.065 - artículo 77, Ley 24.065 - artículo 17, Resolución ENRE 0051/1995, Resolución ENRE 0023/1994, Ley 24.065 - artículo 56 inciso o), Ley 24.065 - artículo 63 incisos a) y g), Resolución SE 0182/1995 - anexo I, Resolución ENRE 0692/1997, Decreto 01759/1972 (t.o. 1991) - artículo 084, Decreto 01759/1972 (t.o. 1991) - artículo 094, Ley 24.065 - artículo 76, Ley 24.065 - artículo 81

Expediente Citado : ENRE 02244/1996

(Nota: confirmada por Resolución ENRE 1648/98 Biblioteca).

BUENOS AIRES, 23 DE DICIEMBRE DE 1997

    VISTO: El Expediente ENRE N° 2244/96, y

    CONSIDERANDO:

    Que a fojas 325/328 de las presentes actuaciones, el Responsable del Área Legal del Ente Nacional Regulador de la Electricidad, mediante Resolución de fecha 27 de junio de 1997, formula cargos en contra de la CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS S.A. por incumplimiento de las obligaciones establecidas en el Anexo X del Pliego de Bases y Condiciones por la Transferencia de Acciones y de la Resolución de S.E. N° 182/95 sobre los límites permitidos de emisión de dióxido de azufre;

    Que a fojas 335/340 la CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS S.A. presenta su descargo manifestando:

    Que son inexactos los índices obtenidos en el muestreo realizado por la CNEA el 7 de mayo de 1996, sobre los gases emitidos por la Central, toda vez que las propiedades de los combustibles utilizados son de bajo contenido de azufre, los que no pueden arrojar tan elevada concentración de SO2 como indican los resultados obtenidos en la medición;

    Que el Fuel Oil empleado en el momento del ensayo tenía un contenido máximo de azufre del 1,1%, que surge de la mezcla de un FO con un contenido de S del 0,67% ( 60% en peso ) y otro con 1,58% ( 40% en peso );

    Que realizando un análisis estequiométrico del combustible, y suponiendo que durante la combustión todo el azufre pase a SO2, tendría que arrojar una concentración de 2.200 mg/Nm3, teniendo en cuenta que el volumen total de gases secos es de 10 m3 aproximadamente;

    Que en condiciones operativas normales para la carga ensayada en la unidad 2 antes de los precalentadores de aire, los valores estadísticos arrojan alrededor de un 9% de O2 en los gases de combustión, y que al concentrarse en la chimenea, despreciando posibles ingresos de gases posteriores más el exceso de oxígeno, arrojaría una concentración máxima de S02 de 1257 mg/Nm3;

    Que el valor promedio de oxígeno registrado en el ducto en un 14,5% es igual al medido en la chimenea, cuando en este último tramo debería ser mayor que en las etapas anteriores. Esta elevada concentración de oxígeno en el ducto afectaría el valor final de la concentración de óxido de azufre;

    Que también se observa una errónea medición en la temperatura de los gases que es extremadamente baja, de 118°C, índice que no puede darse en circunstancias normales, si se compara con los obtenidos en junio de 1994 de valores de 153°C, 155°C y 160°C;

    Que estos hechos hacen suponer la falta de una adecuada calibración del aparato, que provoca una errónea medición del oxígeno y de la temperatura de los gases en la chimenea, más precisamente al analizador continuo utilizado por la CNEA (NOA 7000 y MSI 2000);

    Que el método ORSAC es el más confiable, y es el supuestamente empleado en las muestras de la chimenea, pues absorbe los gases en forma selectiva mediante un preparado de soluciones químicas frescas;

    Que de ser cierta la temperatura registrada, los valores de S02 hubieran sido muy inferiores a los verdaderos, ubicándose por debajo del punto rocío lo que habría producido una condensación del óxido de azufre dentro de las instalaciones;

    Que si los valores de SO2 informados por la CNEA fueran reales, éstos llegarían a porcentajes de azufre difícilmente utilizables por la Central Térmica;

    Que la baja temperatura origina además, porcentajes menores de humedad en los gases, pero inexplicablemente esto no ocurre, y contrario a ello, los valores son muy superiores ( 7.2% ) a los observados en condiciones y temperaturas normales; como las mediciones de junio de 1994 que a valores de 160°C corresponde una humedad del 6.1%;

    Que también existe una errónea conversión de valores expresados en partes de un millón ( ppm ) a miligramos /normal metro cúbico ( mg/Nm3 ) recomendados por el ENRE que reconoce conversiones en base a una temperatura de 0°C y no de 25°C y no las equivocadamente utilizadas por la CNEA;

    Que el cálculo correcto para medición continua es: en un valor promedio de 1021 ppm que convertido según el método determinado por el ENRE, daría 2915 mg/Nm3 y no 2665 mg/Nm3 según registros de la CNEA, y en un valor máximo de 1091 ppm convertido alcanza a 3115 mg/Nm3;

    Que por el método químico, de las muestras 1 y 2 se obtiene un promedio de 430 ppm que transformado a mg/Nm3 se obtiene un valor equivalente de 3.400, con el exceso de oxígeno medido por la CNEA;

    Que usando la fórmula estequiométrica para el cálculo de la combustión y aplicando los valores de la medición continua y método químico, los índices de SO2 arrojarían concentraciones de azufre en el Fuel Oil entre el 1.75%, 1.85% y 2.05%;

    Que estas proporciones deberían incrementarse aproximadamente en un 20% en caso de ser correcta la temperatura de los gases informada, elevando las concentraciones de azufre a una proporción del 2.5%, resultando un despropósito si se relaciona con el combustible utilizado;

    Que sin embargo, se ha efectuado una mezcla de combustibles con un contenido máximo de 1,1% de azufre, que no puede ser superado de un máximo nivel porcentual de azufre de 1,58%, según los análisis de fechas 25/1/96 y 24/6/96, pero que si hubiera alcanzado porcentajes del 1,58% de azufre, no podría haber obtenido valores tan elevados de SO2 en chimenea, aún suponiendo que el total de azufre en el Fuel Oil pase como SO2;

    Que de acuerdo a los argumentos sostenidos por la Central Térmica en su descargo, este Organismo de Control responde con el siguiente análisis:

    Que no es sostenible la opinión de la generadora sobre la falta de calibración de los equipos de medición, toda vez que el analizador de gases Shimadzu NOA 7000 debe ser calibrado indefectiblemente antes de iniciar las mediciones de gases patronos, demostrando con ello un completo desconocimiento acerca del principio de funcionamiento de los equipos ( MSI 2000 y NOA 7000 );

    Que, los lineamientos generales con que se realizan las técnicas de muestreo, no es correcto suponer que para la medición efectuada en la chimenea de la Unidad 2 se utiliza el método ORSAC;

    Que el valor del contenido de oxígeno medido en la chimenea de la Unidad antes mencionada, no incide sustancialmente en la determinación de la densidad del gas de escape necesario para medir el material particulado en suspensión;

    Que efectivamente, la tabla 1 del informe técnico de fojas 384 muestra que la variación de la densidad del gas de escape, en función del contenido de oxígeno en el mismo, no tiene una influencia importante. Además la norma JIS Z-8808 admite la adopción de un valor de densidad de 1,3, para procesos de combustión de combustibles líquidos y sólidos;

    Que no existe una medición errónea de la temperatura de los gases en la chimenea de la Unidad 2 como sostiene la generadora, por cuanto la medición se realiza con una termocupla tipo K ( cromel-alumel ) que tiene una respuesta adecuada en el rango de temperaturas de trabajo habituales;

    Que, el informe técnico de fojas 383/385 confirma que las dos temperaturas medidas: de 118°C el día 7 de mayo de 1996, y de 153°C, 155°C y 160°C los días 22 al 24 de junio de 1994 respectivamente, son correctas;

    Que simplemente, la existencia de una diferencia entre los valores de medición de las temperaturas de los gases de las chimeneas observadas en las fechas antes mencionadas, se originan por las condiciones de operación completamente disímiles entre ambas fechas;

    Que efectivamente, en mayo de 1996 sólo estaba operando la Unidad 1, quemando Fuel Oil con una potencia de 25 MW y un caudal de gases de 290.000 Nm3/hora. En cambio, en junio de 1994 estaban en servicio las dos unidades, es decir la Unidad 1 y la Unidad 2, las que quemaban distintas combinaciones de Fuel Oil y carbón, teniendo un caudal de gases del orden de los 820.000 Nm3/hora. Pero, como estas últimas mediciones las realiza la CNEA por encargo de la Central Térmica de San Nicolás, no se cuenta con los valores de potencia correspondientes;

    Que el análisis efectuado precedentemente justifica los índices de humedad registrados en los gases por la CNEA, pues no existe error alguno en el cálculo de los mismos como supone la generadora;

    Que no existe una errónea conversión de valores expresados en partes de un millón a miligramos/normal metro cúbico ( ppm a mg/Nm3 ) como hace referencia la Central Térmica, por cuanto responde a las instrucciones recibidas por el ENRE al tener en cuenta que en el momento de la medición, la única disposición vigente que establecía la forma de convertir ppm a mg/Nm3 era el Decreto 1601 de la Provincia de Buenos Aires, que determina los 25°C como la temperatura de referencia para la conversión, dado que la Central Térmica se encuentra ubicada en la Provincia de Buenos Aires, se han aplicado las conversiones reguladas por este Decreto;

    Que asimismo, la normativa de la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. ( U.S. EPA ) establece como temperatura de referencia 20°C y la normativa japonesa ( JIS ) la fija en 0°C;

    Que en este sentido, las mediciones efectuadas por la CNEA han respetado los estándares de muestreo ( normas JIS Z- 8808, JIS K- 0103 y JIS B- 7982 );

    Que por otra parte, es correcta la conversión efectuada por la CNEA a valores expresados en ppm a mg/Nm3 mediante el método químico, esto se desprende del informe técnico de fojas 385, donde la CNEA corrige los valores de fojas 12 elevando aún más los estándares allí indicados, al señalar que: donde dice 379 ppm de SO2 debería decir 429 ppm de SO2, y donde dice 1006 ppm de SO2 debería decir 1188 ppm de SO2. Es decir que la concentración de SO2 en los gases emanados desde la chimenea de la Unidad 2 es superior a la registrada en el primer informe, significando con ello que la transgresión a los límites máximos permitidos por la reglamentación es aún mayor;

    Que no son correctos los cálculos que efectúa la Central Térmica sobre los tenores de azufre que se necesitan para obtener un valor de SO2 de 2665 mg/Nm3 en la chimenea, por cuanto, para obtener este último valor en el combustible sólo se necesita un tenor de azufre de aproximadamente 1.6%, que es muy similar a uno de los utilizados por la CTSN a fojas 345/347;

    Que por consiguiente, si existen errores de expresión en los informes de la CNEA mencionados precedentemente, éstos no invalidan el procedimiento empleado, como tampoco inciden en los resultados de la medición obtenida por la CNEA el día 7 de mayo de 1996 en la Unidad N° 2, que motiva la substanciación del presente sumario administrativo;

    Que además, tanto en el descargo efectuado como en las restantes intervenciones realizadas en el presente sumario, la Central Térmica no ha podido incorporar elemento de prueba alguno que desvirtúe las transgresiones a las normas de contaminación ambiental acreditadas en las inspecciones e informes técnicos efectuados por la CNEA, como es la presentación efectuada en fecha 5 de diciembre de 1997, sobre los ensayos practicados en mayo de 1996 usando el método EPA 6 alegado por la misma a fojas 391 de autos;

    Que por último cabe consignar, que el evento que provoca la superación de los estándares de contaminación ambiental permitidos, se produce por una alimentación de combustible realizada por la Central sin el debido mezclado que asegure un adecuado tenor de azufre, llevando a tan elevados niveles de emisiones de óxido de azufre, como las detectadas, circunstancia ya señalada a fojas 7 de autos en el primer informe efectuado por la CNEA y confirmado posteriormente a fojas 385 de autos;

    Que por lo expuesto precedentemente, puede inferirse que la Central Térmica de San Nicolás ha incumplido los preceptos regulados: en la Resolución de la Secretaría de Energía N° 182/95 que dispone un límite máximo de SO2 de 1.700 mg/Nm3 ( Punto 2.1 de su Anexo I ), y las obligaciones asumidas en el Pliego de Bases y Condiciones para la Transferencia de las Acciones, que es observar el estricto cumplimiento de la legislación ambiental, asumiendo la responsabilidad de tomar todas las medidas que fueran necesarias para evitar los efectos nocivos sobre el aire, el suelo, el agua y otros componentes del ambiente ( Punto 2.1 del Anexo X del Pliego de Bases y Condiciones de Transferencia de Acciones );

    Que asimismo, en virtud de los dispuesto por los arts. 2, 54, 56 incs. k), m) y o) y 77 de la Ley 24.065; es el Ente Nacional Regulador de la Electricidad el encargado de hacer cumplir los objetivos de la Ley N° y entre ellos, el deber de velar por la protección del medio ambiente y aplicar sanciones por violación de disposiciones legales, reglamentarias o contractuales, como así también reglamentar los procedimientos de aplicación;

    Que de acuerdo a lo dispuesto en los arts. 17 y 77 de la Ley 24.065, en la Resolución ENRE N° 51/95 y en la Resolución de la Secretaría de Energía N° 182/95, corresponde la aplicación de una sanción;

    Que en el presente sumario se ha respetado el debido proceso, atento a lo normado por la Resolución ENRE N° 23/94 y se ha incorporado el pertinente dictamen Técnico y Legal;

    Que el Directorio del ENTE NACIONAL REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD es competente para el dictado de la presente Resolución en virtud de lo dispuesto por los artículos 56 inc. o) y 63 incisos a) y g) de la Ley 24.065;

    Por ello:
    EL DIRECTORIO DEL ENTE NACIONAL
    REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD
    RESUELVE:

    ARTICULO 1.- Sancionar a CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS S.A. con la aplicación de una multa de PESOS OCHO MIL ($ 8.000) por incumplimiento del Punto 2.1 del Anexo X del Pliego de Bases y Condiciones de Transferencia de Acciones de CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS S.A. y los contenidos máximos de contaminación ambiental permitidos por la Resolución de la Secretaría de Energía N° 182/95 en su Anexo I.

    ARTICULO 2.- El importe de la multa establecida en el artículo precedente deberá ser depositado por CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS S.A., de conformidad con el procedimiento establecido por la Resolución ENRE N° 692/97, dentro de los diez (10) días hábiles administrativos a partir de notificada la presente, en la cuenta corriente ENRE 50/652 Recaudadora Fondos de Terceros N° 2.915/89 del Banco de la Nación Argentina, sucursal Plaza de Mayo, bajo apercibimiento de ejecución.

    ARTICULO 3.- CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS S.A. deberá entregar al ENTE NACIONAL REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD copia firmada por su representante o apoderado de la documentación respaldatoria del depósito a que se refiere el artículo precedente, dentro de los dos (2) días hábiles administrativos siguientes de efectuado el depósito.

    ARTICULO 4.- Notifíquese a CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS S.A., y hágase saber que la presente Resolución es susceptible de ser recurrida: (i) por la vía del Recurso de Reconsideración conforme lo dispone el artículo 84 del Reglamento de la Ley N° 19.549 de Procedimientos Administrativos aprobado mediante Decreto N° 1759/72 (t.o. en 1991), dentro de los diez (10) días hábiles administrativos contados a partir del día siguiente de notificada la presente, como así también, (ii) en forma subsidiaria o alternativa, por vía del Recurso de Alzada previsto en el artículo 94 del citado Reglamento y en el artículo 76 de la Ley N° 24.065, dentro de los quince (15) días hábiles administrativos contados de igual manera, y (iii) mediante el Recurso Directo por ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal contemplado en el artículo 81 de la Ley N° 24.065, dentro de los treinta ( 30 ) días hábiles judiciales contados de igual forma que en los supuestos anteriores.

    ARTICULO 5.- Regístrese, comuníquese, publíquese en extracto, dese a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.
    RESOLUCIÓN ENRE N° 1137/97
    ACTA N° 375
    Juan Antonio Legisa
    Presidente
    Citas legales:Resolución ENRE 023/94 Biblioteca
    Resolución ENRE 051/95 Biblioteca
    Resolución ENRE 692/97 Base de datos 'Biblioteca', Vistas '(Por Tipo B)'
    Resolución SE 182/95 Base de datos 'Biblioteca', Vistas '(Por Tipo B)'
    Resolución MEyOSP 110/93 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 02 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 17 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 54 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 56 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 63 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 76  »· 
    Ley 24.065 - artículo 77 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 81 Biblioteca
    Ley 19.549 Biblioteca
    Decreto 1759/72 (t.o. 1991) Biblioteca