Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Argentina)
Resolución ENRE 0212/2003. (no publicada en B.O.) , martes 24 de junio de 2003, 8 p.

Citas Legales : Constitución nacional - artículo 042, Contrato de concesión (Edesur S.A.) - artículo 25 incisos a), Contrato de concesión (Edesur S.A.) - subanexo 4 - punto 4.2., Contrato de concesión (Edesur S.A.) - subanexo 4 - punto 5.1., Contrato de concesión (Edesur S.A.) - subanexo 4 - punto 5.3.3.2., Contrato de concesión (Edesur S.A.) - subanexo 4 - punto 5.5.3.2., Contrato de concesión (Edesur S.A.) - subanexo 4 - punto 6.3., Decreto 01759/1972 (t.o. 1991) - artículo 084, Ley 24.065 - artículo 02 inciso a), Ley 24.065 - artículo 56, Ley 24.065 - artículo 56 inciso a), Ley 24.065 - artículo 56 inciso o), Ley 24.065 - artículo 56 incisos a); o) y s), Ley 24.065 - artículo 63 incisos a) y g), Ley 24.065 - artículo 78, Reglamento de suministro - artículo 06 inciso b), Resolución DDyCEE 0047/2002 (formulación de cargos), Resolución ENRE 0115/2003, Resolución ENRE 0115/2003 - artículo 1, Resolución ENRE 0141/1995, Resolución ENRE 0211/1994, Resolución ENRE 0403/2002

Expediente Citado : ENRE 08183/2000



BUENOS AIRES, 24 DE JUNIO DE 2003
    VISTO: El Expediente ENRE N° 8183/2000, y

    CONSIDERANDO:

    Que a fojas 95/103 del Expediente mencionado en el Visto, obra la Resolución ENRE N° 0115 del 18 de febrero de 2003, mediante la que se sancionó a la "EMPRESA DISTRIBUIDORA SUR SOCIEDAD ANONIMA" por haberse detectado incumplimientos en materia de Calidad del Servicio Comercial, al analizar la información correspondiente al año 1999 relativa a facturación estimada.

    Que a fojas 107 la concesionaria fue notificada de lo resuelto por el ENTE NACIONAL REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD.

    Que con fecha 24 de marzo de 2003, la Distribuidora interpone en legal tiempo y forma Recurso de Reconsideración y Alzada en subsidio contra la Resolución sancionatoria, el que se encuentra agregado a fojas 108/127.

    Que EDESUR S.A. manifiesta, en primer término, que el E.N.R.E en este Expediente, a través de la Resolución que recurre, repite el criterio sostenido por primera vez en la Resolución ENRE Nº 403/2002, reiterando los argumentos ya planteados en su anterior Recurso en el que juzga que la Resolución de este organismo se basa en una inadecuada interpretación de la normativa reglamentaria vigente establecida en el punto 4.2 del Subanexo 4 del Contrato de Concesión.

    Que reitera asimismo en los puntos c) y d) del Recurso, los argumentos que planteara en su anterior, los que fueron analizados y rechazados mediante la Resolución ENRE Nº 403/2002, cuyos téminos, en mérito a la brevedad damos aquí por reproducidos, indicando además que, a su entender, mediante la Resolución ENRE Nº 211/94, se dejó sentado un principo por el que sólo resultaban penalizables aquellos casos de estimaciones que excedieron el límite establecido. Consecuentemente con ello entiende que la Resolución objeto de este Recurso, modificó el criterio aplicado durante diez años.

    Que para reforzar sus argumentos cita reiteradamente distintos párrafos de los informes técnicos y de la Resolución ENRE Nº 211/94 correspondiente al Expediente ENRE Nº 485/94 y de Expedientes correspondientes a años posteriores, para demostrar que este organismo penalizó en ellos y a lo largo del tiempo, sólo aquellos casos en los cuáles se excedieron los límites estipulados en el punto 4.2 del Subanexo 4 del Contrato de Concesión.

    Que EDESUR S.A. juzga que mediante el dictado de la mencionada Resolución se ha producido una clara trasgresión de la normativa reglamentaria vigente, al configurarse un grave error de interpretación de lo establecido en el punto 4.2 del Subanexo 4 del Contrato de Concesión.

    Que entre sus fundamentos EDESUR S.A. señala que el principio cardinal de la buena fe, que integra nuestro ordenamiento jurídico, constituye un prisma de análisis de las relaciones jurídicas. “La doctrina de los actos propios” que es una derivación necesaria de dicho principio, determina que nadie puede ponerse en contradicción con sus propios actos anteriores, a través del ejercicio de una conducta incompatible con una anterior deliberada, jurídicamente relevante y plenamente aplicable.

    Que de este modo entiende la concesionaria que, el ENRE, mediante la no aceptación de los límites de estimaciones establecidos en el numeral 4.2 del ya citado Subanexo 4 del Contrato de Concesión que otorga a las Distribuidoras la posibilidad de emitir facturas estimadas, incurre en una contradicción con su propio criterio anterior, sostenido desde el inicio de la concesión, que aceptaba que no resultaban penalizables las facturaciones estimadas, cuando no superasen los límites de la norma mencionada.

    Que como ya fuera señalado precedentemente al reiterar sus objeciones a los criterios contenidos en la Resolución ENRE Nº 403/2002, EDESUR S.A. relativiza la exigencia que el citado numeral hace respecto a la obligatoriedad por parte de las concesionarias de probar y/o acreditar, en todos los casos, la causal de fuerza mayor en aquellas facturas emitidas que no estuviesen basadas en lecturas reales.

    Que el criterio aplicado por este organismo de ningún modo contradice lo actuado con anterioridad, como ya se dijo en la Resolución ENRE Nº 403/2002 al resolver el Recurso en el Expediente ENRE Nº 8182/00 donde se señaló, que las normas en juego armónicamente interpretadas significan que se penalizarán, probado que sea el caso fortuito o Fuerza Mayor, aquellas estimaciones que excedan los límites contemplados en el numeral 4.2 del Subanexo 4 del Contrato de Concesión, que en su segundo párrafo indica que “Para un mismo usuario no podrán emitirse más de 2 (dos) facturaciones sucesivas estimadas de ser bimestrales, y 3 (tres) en los casos restantes, durante 1 (un) año calendario, asimismo no podrán efectuarse más de 3 (tres) estimaciones en igual período, de ser facturaciones bimestrales y 4 (cuatro) en los casos restantes”, en concordancia con lo actuado hasta el presente.

    Que el monto de penalización está previsto en el numeral 5.5.3.2 del ya citado Subanexo 4 del aludido Contrato de Concesión e indica que “Para los casos en que el ENTE detecte mayor número de estimaciones que las previstas (punto 4.2) del presente documento, percibirá, de parte de LA DISTRIBUIDORA, una multa equivalente al 30% (treinta por ciento) del monto de la facturación estimada, y derivará esta multa hacia los usuarios perjudicados”.

    Que en este sentido si bien es un hecho que el ENRE desde el comienzo de la concesión puso especial énfasis en sancionar los casos en que se excedían los límites previstos, ello no resulta eximente de la obligación, a cargo de la Distribuidora, de preparar y remitir la documentación necesaria para acreditar las causales por las cuáles considera se vio impedida de efectuar la lectura de los casos en cuestión y con los que pretende justificar las estimaciones para esos períodos.

    Que asimismo corresponde indicar que resultaría absolutamente inadecuado que se admitieran, sin medio de prueba alguno, las causales alegadas por EDESUR S.A., debiéndose merituar adecuadamente las circunstancias que rodean los casos bajo estudio.

    Que este Organismo en nada desconoce las dificultades que algunos casos, por ejemplo donde los medidores son internos, presentan al proceso de lectura, pero recae exclusivamente sobre la prestadora del servicio arbitrar los medios necesarios para superar esas dificultades, tal como la reiteración de la visita al domicilio previo a la facturación de los consumos y por otro lado dejar constancia de los esfuerzos realizados en ese sentido tanto para cumplir con el imperativo contractual y normativo -facturar en base a lecturas reales-, como para poder acreditarlo, sin llegar necesariamente al extremo contemplado en el artículo 6º inciso b) del Reglamento de Suministro.

    Que también resulta importante reiterar aquí que las Distribuidoras conocían, al momento de la toma de posesión, cuáles eran los indicadores requeridos por las normas de calidad así como las restantes disposiciones vigentes y, a diez años de dicha toma de posesión no debería extrañarles que el ENRE progresivamente ajuste su accionar a lo estipulado en ellas en defensa de los derechos de los usuarios incrementando el valor de las penalidades, sin que ello implique un cambio de criterio como pretende la prestataria del servicio.

    Que también y con relación a lo planteado por EDESUR S.A. respecto a que el ENRE procede con excesivo rigor formal, vale la pena recordar que en oportunidad de la sustanciación del sumario, correspondiente a facturación estimada que comprendía el período septiembre – diciembre del año 1993, sancionado mediante la Resolución ENRE Nº 211/94 y ratificada al resolver el Recurso de Reconsideración mediante la Resolución ENRE Nº 141/95, se indicaba entre los considerandos de la sanción lo siguiente: “ . . . en cuanto a los casos en que las estimaciones se produjeron sin que ello pudiera potencialmente generar perjuicios a los usuarios, como por ejemplo cuando los equipos fueron retirados por falta de pago, o cuando los usuarios solicitaron la baja del suministro, o por cuentas dadas de baja o inexistencia del medidor, sin existir en todos estos casos por lo tanto un usuario asociado que pague la factura estimada, corresponde no considerar las mismas a los efectos de la penalización.” “ . . . en cuanto a las estimaciones a "clientes carenciados", según los denomina la Distribuidora, correspondientes a asentamientos y barrios carecientes y que aparecen en la base de datos de la Distribuidora como "tipo cliente 20", se ha producido en el sumario prueba documental y testimonial que acredita la ocurrencia de hechos de vandalismo, daño o sustracción de equipos de medición.” “ . . . por lo tanto, al sólo efecto del primer período de control de la etapa 1 y sin que ello siente precedente para períodos posteriores al mismo, resulta procedente hacer lugar a los descargos formulados con relación a las estimaciones efectuadas por la Distribuidora a los usuarios de que se trata.”

    Que lo expresado en el considerando precedente demuestra con toda claridad que el ENRE, al momento de determinar los casos de estimaciones objeto de sanción, siempre ha tenido en consideración todos los hechos y circunstancias que fueran debidamente alegados y probados por la concesionaria.

    Que el debido proceso amerita otorgar a la concesionaria la instancia del descargo a efectos que ella pueda aportar los elementos de prueba que acrediten, en su caso, la Fuerza Mayor a la que aluden, lo que no ha ocurrido para ninguno de los casos analizados en el presente sumario.

    Que por todo ello la Distribuidora no puede argumentar que, lo planteado por el ENRE “ . . .conlleva a la imposibilidad de lecturas estimadas . . .” y que acreditar circunstancias fácticas que puedan ser merituadas nunca haya sido contemplado por el ENRE cuando las circunstancias así lo indicaron.

    Que por ello no resulta cierto lo argumentado por la concesionaria en cuanto a que la sanción sería nula por carecer de causa y objeto, por cuanto ella contrajo la obligación de prestar el servicio público en determinadas condiciones obligándose consecuentemente a determinadas prestaciones, entre ellas la de facturar en base a lecturas reales, salvo probado caso fortuito o fuerza mayor, sin verse penalizada.

    Que también corresponde señalar que es la Distribuidora quién debe probar los extremos por ella alegados y que, en otras oportunidades, se ha considerado válido el descargo con el acompañamiento de la prueba documental de algunos de los casos involucrados y el ofrecimiento de la puesta a disposición de la restante documentación probatoria en las oficinas comerciales de la concesionaria, hecho que en este caso no ocurrió.

    Que asimismo corresponde señalar que el tema en cuestión se encuentra directamente relacionado con el derecho que los usuarios tienen de conocer los consumos que efectivamente han realizado, por lo tanto admitir que se pueda estimar sin que la concesionaria acredite no haber podido leer el medidor por razones ajenas a su voluntad, sería aceptar la violación de las normas en detrimento de los derechos de los usuarios, entre los cuales, como ya se señalara, se encuentra contemplado el de conocer sus consumos reales.

    Que tal criterio descansa en lo establecido en el artículo 42 de la Constitución Nacional que dispone: “Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección y a condiciones de trato equitativo y digno. Las autoridades proveerán a la protección de esos derechos, a la educación para el consumo, a la defensa de la competencia contra toda forma de distorsión de los mercados, al control de los monopolios naturales y legales, al de la calidad y eficiencia de los servicios públicos, y a la constitución de asociaciones de consumidores y de usuarios.”

    Que la competencia del ENTE NACIONAL REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD para sostener lo dispuesto se encuentra fundada en lo normado en el artículo 2 inciso a) de la Ley Nº 24.065, que señala: “Fíjanse los siguientes objetivos para la política nacional en materia de abastecimiento, transporte y distribución de electricidad: a) Proteger adecuadamente los derechos de los usuarios; ...”

    Que además el artículo 56 dispone: “El ente tendrá las siguientes funciones y facultades: a) Hacer cumplir la presente ley, su reglamentación y disposición complementarias, controlando la prestación de los servicios y cumplimiento de las obligaciones fijadas en los contratos;.... o) Aplicar las sanciones previstas en la presente ley, en sus reglamentaciones y en los contratos de concesión, respetando en todos los casos los principios del debido proceso”.

    Que a mayor abundamiento el artículo 78 establece: “Las violaciones o incumplimientos de los contratos de concesión de servicios de transporte o distribución de electricidad serán sancionados con las penalidades previstas en los respectivos contratos de concesión.”

    Que en tal sentido, conforme lo establecido en el numeral 6.3 del Subanexo 4 del Contrato de Concesión, en los casos de incumplimientos en la prestación del servicio, la multa será determinada por el ENTE conforme a la gravedad de la falta, a los antecedentes de LA DISTRIBUIDORA y en particular a las reincidencias.

    Que asimismo y tal lo establecido en el punto 5.1 el objetivo de la aplicación de sanciones económicas es orientar las inversiones de LA DISTRIBUIDORA hacia el beneficio de los usuarios, en el sentido de mejorar la calidad en la prestación del servicio público de electricidad y ellas deben ser establecidas en base al perjuicio que le ocasiona al usuario la contravención, y al precio promedio de venta de la energía al usuario.

    Que también corresponde señalar, por todo lo expuesto, que no resulta admisible el planteo de EDESUR S.A. en cuanto a que no sea aplicado con carácter retroactivo, lo que ella considera un nuevo criterio del ENRE en materia de estimaciones y no se la penalice mediante la Resolución ENRE Nº 115/2003.

    Que sin perjuicio de lo señalado precedentemente EDESUR S.A. acompaña, a la presentación de este Recurso, en forma subsidiaria en soporte informático la justificación de los casos con códigos 10 y 33 (que se encuentra agregado a fojas 127) –correspondientes al control de estimaciones del año 1999, a los fines que el ENRE pueda resolver su despenalización, señalando a este respecto que:

    a) en los 23.993 casos, con código 10 –medidor interno, casa cerrada-, si bien es cierto que el agente de lectura en la primer visita no pudo acceder al medidor, la Distribuidora concurrió nuevamente al lugar, intentando tomar la lectura respectiva, y lográndolo en algunos supuestos. En este archivo la concesionaria incluye para cada caso estimado, en que no se pudo acceder en la primer visita, la situación encontrada al momento de tomar la lectura de los vecinos, inmediato anterior y posterior; con lo que pretende demostrar que el radio de lectura, al que pertenece el usuario al cuál se le estimó el consumo fue recorrido por el lector, ya que existieron lecturas reales para éstos.

    En un segundo archivo consigna la fecha en la que se emitió la verificación de la lectura, y se indica si se pudo tomar la misma, o bien, persistió la imposibilidad de acceder al medidor, tratando de demostrar que EDESUR S.A. concurrió nuevamente al lugar, para obtener la lectura real del equipo de medición, pese a la imposibilidad de acceder al mismo.

    b) en los 21.896 casos con código 33 –cerradura deteriorada- destaca que el mencionado código es generador de una orden de trabajo interno de la propia empresa para que la misma procediese a reparar la misma, pero que dicha situación no impedía el acceso al medidor y a tomar la correspondiente lectura, detallando en cada caso si las lectura son reales o estimadas, surgiendo del mismo que en el 98% de los casos se trató de lecturas reales.

    Que asimismo agrega que para el resto de los casos que componen los 53315 casos sancionados como supuestos de estimados, se encuentra a disposición del ENRE en su sede central, el respaldo documental que acredita acciones que permiten justificar la fuerza mayor y que, en virtud de la cantidad y complejidad de la prueba, queda a resguardo para su revisión. Por lo que pone a disposición de este organismo toda la prueba documental obrante en su poder.

    Que al respecto cabe recordar, en primer lugar, que en el considerando decimo primero de la Resolución DDCEE Nº 47/2002 (fojas 46) se advirtió a EDESUR S.A. que el descargo, así como el acompañamiento de toda la prueba documental y el ofrecimiento de la restante de que intentara valer, debería presentarse indefectiblemente dentro del plazo fijado para el mismo, no admitiéndose presentaciones posteriores, indicándole asimismo que los eventuales pedidos de ampliaciones de plazos debían realizarse con la anticipación suficiente y fundamentarse debidamente quedando su concesión a criterio del instructor, hecho éste que no ocurrió, por lo que los elementos aportados a fojas 127 resultan extemporáneos.

    Que en igual sentido debemos señalar que tampoco al momento de presentar su descargo fue ofrecida prueba alguna por parte de la prestadora del servicio como ahora lo hace ahora en la etapa recursiva.

    Que resulta además absolutamente necesario destacar que lo planteado por parte de EDESUR S.A. en su Recurso, respecto a que el 98% de los 21.896 casos con código 33 –cerradura deteriorada- se trató de lecturas reales y que, el mencionado código es generador de una orden de trabajo interno de la propia empresa para que la misma procediese a reparar la citada cerradura, pero que ello no impedía el acceso al medidor y a tomar la correspondiente lectura, resulta por un lado absolutamente contradictorio con lo expresado en oportunidad de su descargo en el cual (fojas 53/54) lo considera como causal de estimación ajena a EDESUR S.A. y por ende no imputable a ella; por otro lado tampoco puede considerarse que la circunstancia ahora planteada fuera, a ese momento, un hecho desconocido por la empresa.

    Que también se reitera aquí lo señalado por el auditor respecto a que “ . . . los límites del previstos en el punto 4.2 del subanexo 4 del Contrato de Concesión, sólo se aplican en aquellos casos en los que fueron superadas las mediciones estimadas permitidas para un año calendario, entendiéndose por estimaciones “permitidas” a aquellas en las que ha sido probada la causal de fuerza mayor. Continuando con este razonamiento, los casos involucrados en este punto constituirían estimaciones “no permitidas”, ya que la causal que las motivó no constituye fuerza mayor, o bien, de existir la misma, no ha sido debidamente probada por la Distribuidora.”

    Que no obstante lo indicado precedentemente y dado que lo planteado por la concesionaria en su Recurso sólo resulta atendible en homenaje a la verdad material, y en virtud de haber podido constatar el ENRE, a través de los archivos que ahora remite la verosimilitud de los hechos alegados, se considera razonable su análisis.

    Que al respecto, analizado el contenido de los archivos extraídos del sistema informático de EDESUR S.A. y agregados por la prestataria a estos actuados como Anexo I de su Recurso (fojas 127), surge que:

    a) en el denominado Medidor Interno_Casa Cerrada_Reales Cercanos_Plan Radio, puede constatarse que los vecinos lindantes anteriores y posteriores, a los 23993 casos informados con facturación estimada, fueron leídos por la Distribuidora y facturados con “Tipo de Lectura” Real; asimismo el segundo de ellos denominado Medidor Interno_Casa Cerrada_Lecturas de Verificación, permite constatar que para el mismo período en que la empresa no pudo leer inicialmente el estado del medidor de algunos vecinos lindantes concurrió nuevamente al domicilio y pudo leer y facturar el estado real del mismo en una segunda instancia previa a la fecha de facturación, a través de un proceso que denomina “Lecturas de verificación”.

    b) el denominado -Cerradura Deteriorada_Código 33-, que involucra los 21896 casos refleja los mismos campos y denominación que los incluidos en las imágenes de pantalla del sistema informático de la empresa correspondientes a “Históricos de Consumos”, de algunos de los usuarios objeto de tratamiento en estos actuados, que se encuentran agregadas a fojas 55/74, lo que otorga certidumbre a la información consignada por EDESUR S.A. en la aludida tabla, respecto a que en la mayoría de los casos el Tipo de Lectura es Real, con excepción de los id_us 2684530; 2689536; 1379804 cuyo Tipo de lectura fue Estimada tal como allí se consigna.

    Que por otra parte y en relación al ofrecimiento del respaldo documental que, según la Distribuidora, acredita acciones que permiten justificar la fuerza mayor respecto del resto de los casos que componen el total de los 53315 casos sancionados, es decir un total de 7426 casos, no corresponde su análisis dado que la empresa no explicita cuáles son los medios de prueba a los que alude ni precisa de que modo ellos permitirían acreditar la fuerza mayor.

    Que en razón de lo expresado precedentemente se ha procedido a reprocesar los 53315 casos de estimaciones, teniendo en cuenta por un lado los casos que en la sanción fueran considerados como estimados y que en realidad fueron facturados con lecturas reales (codigo 33) considerando también las excepciones ya citadas y los casos de medidor interno casa cerrada (codigo 10) en los cuáles se consideró acreditada la fuerza mayor, en tanto estos no superasen los límites estipulados en punto 4.2 del Subanexo 4 del Contrato de Concesión, así como también aquellos casos en los cuáles la Distribuidora no acreditó la causal de fuerza mayor aducida, y cuyo análisis y resultados se ven reflejados en la Tabla “Multas Estimaciones Recurso” del archivo de igual denominación que se agrega a fojas 129 de estos actuados.

    Que de lo anteriormente expuesto se ha obtenido un total de 8472 casos de estimaciones penalizables, correspondientes a un total de 7498 usuarios, los que se individualizan en las consultas incluidas en el archivo “Multas Estimaciones Recurso.mdb” aludido en el considerando precedente, donde se consignan los importes de multas a abonar a los usuarios, las que en todos los casos han sido calculadas en el 30 % de la facturación estimada ya sea por no encontrarse acreditada la causal de “fuerza mayor” como por haber excedido los límites previstos en el numeral 4.2 del Subanexo 4 del Contrato de Concesión de conformidad con lo previsto en el numeral 5.3.3.2. del mencionado subanexo 4 del citado contrato.

    Que en consecuencia con lo expresado en los considerandos precedentes, corresponde rechazar parcialmente el Recurso de Reconsideración interpuesto contra la Resolución ENRE Nº 0115/03.

    Que se ha producido el correspondiente dictamen técnico y legal.

    Que el Directorio del ENTE NACIONAL REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD es competente para el dictado de este acto, en virtud de lo que disponen los artículos 56 incisos a), o) y s) y 63 incisos a) y g) de la Ley Nº 24065, y en el artículo 84 del Decreto Nº 1759/72 (t.o.1991; Reglamentario de la Ley Nº 19549).

    Por ello:

    EL DIRECTORIO DEL ENTE NACIONAL
    REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD
    RESUELVE:

    ARTICULO 1.- Rechazar parcialmente el Recurso de Reconsideración interpuesto por EDESUR S.A. contra la Resolución ENRE N° 115/03 del 18 de febrero de 2003, de conformidad con lo expuesto en los considerandos de la presente reformulándose el Artículo 1 de la mencionada Resolución de acuerdo con el siguiente texto: “EDESUR S.A. deberá abonar a cada uno de los SIETE MIL CUATROCIENTOS NOVENTA Y DOS (7492) usuarios incluidos en la consulta “Usuarios con estimaciones penalizables” del archivo “Multa Estimaciones Recurso.mdb” que se encuentra agregado a fojas 129–que corresponden a 8472 casos de estimaciones-, una multa equivalente al 30% del monto de la facturación estimada allí detallada, por el incumplimiento al deber de emitir las facturas reflejando lecturas reales previsto en el artículo 25 incisos a) del Contrato de Concesión, en el punto 4.2 del Subanexo 4 del referido Contrato y en el artículo 4º inciso b) del Reglamento de Suministro.

    ARTICULO 2.- Notifíquese a EDESUR S.A. con copia del archivo “Multas Estimaciones Recurso” obrante a fojas 129, y devuélvase al Departamento de Distribución y Comercialización de Energía Eléctrica para el control de multas.

    ARTICULO 3.- Regístrese, comuníquese, y una vez cumplido archívese.-
    RESOLUCION ENRE Nº 212/2003.
    ACTA N° 669
    Daniel Muguerza,
    Vocal Tercero.-
    Julio César Molina,
    Vocal Segundo.-
    Ricardo Alejandro Martínez Leone,
    Vicepresidente.-
    Citas legales:Resolución ENRE 115/2003 Biblioteca
    Resolución ENRE 403/2002 Biblioteca
    Resolución ENRE 211/1994 Biblioteca
    Resolución ENRE 141/1995 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 56 Biblioteca
    Ley 24.065 - artículo 63 Biblioteca
    Ley 19.549 Biblioteca
    Decreto 1759/72 (t.o. 1991) Base de datos 'Biblioteca', Vistas '(Por Tipo B)'
    Reglamento de suministro Biblioteca
    Contrato de concesión Biblioteca