Argentina. Leyes, etc.

Ley 22.790. Anales de Legislación Argentina n° XLIII-B, 25 de abril de 1983, pp. 1328-1329.

Citas Legales : Ley 18.839, Ley 21.350 (t.o. 1982)




    Sanción y promulgación: 21 abril 1983
    Publicación: B.O. 25/4/83

    Artículo 1º- Facúltase al Poder Ejecutivo nacional a fijar las remuneraciones de los presidentes, directores y síndicos que actúen en representación del Estado, en las empresas del Estado, sociedades del Estado sociedades de economía mixta, sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria y toda otra empresa o sociedad en que el Estado sea el único titular de su capital, esté o no representado por acciones.
    Cuando las autoridades mencionadas ejerzan además funciones ejecutivas, establecidas en las respectivas estructuras orgánicas, ellas se considerarán para la determinación de las remuneraciones.

    Artículo 2º- Las retribuciones a que se refiere el artículo anterior serán las únicas que percibirán las autoridades mencionadas, salvo las que les correspondan en concepto de asignaciones familiares. Consecuentemente, déjase sin efecto las demás retribuciones o bonificaciones que estuvieran percibiendo dichas autoridades por su carácter de tales, como ser:

    a) Todo emolumento permanente o transitorio diferente al que establezca el Poder Ejecutivo;

    b) Compensaciones por el ejercicio de cargos ejecutivos o gerenciales en la misma empresa o sociedad;

    c) Utilización de facilidades crediticias de cualquier tipo con cargo a la empresa;

    d) Participación en utilidades;

    e) Sueldos anuales complementarios extraordinarios;

    f) Gastos de representación;

    La enumeración precedente debe considerarse enunciativa y no taxativa.

    Artículo 3º- Los síndicos representantes del Estado en las empresas y sociedades mencionadas en el art. 1º tendrán a su cargo la vigilancia del cumplimiento de las disposiciones precedentes. Dichos organismos de control dentro de los dos (2) días de verificada una infracción, informarán sobre el particular a las autoridades de las que dependa el ente fiscalizado y al Poder Ejecutivo nacional a través de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación.

    Artículo 4º- Facúltase al Poder Ejecutivo nacional a impartir las instrucciones pertinentes, a través del ministerio respectivo, para la determinación de los montos de las remuneraciones de los cargos de presidente, director y síndico que correspondan a los representantes del Estado, en toda empresa o sociedad en cuyo capital éste tenga participación minoritaria, cualquiera sea el régimen legal que regule su constitución y funcionamiento.

    Artículo 5º- Derógase la ley 18.839 y declárase en suspenso la vigencia de toda otra norma legal, estatutaria o reglamentaria que se oponga a lo dispuesto en la presente ley.

    Artículo 6º- En el caso de que los cargos a que se refiere la presente ley sean desempeñados por personal comprendido en las disposiciones de la ley 21.350 y sus modificatorias, sus remuneraciones se liquidarán conforme a las prescripciones de esta última ley.

    Artículo 7º- El Poder Ejecutivo nacional reglamentará la presente ley dentro de los sesenta (60) días de su promulgación.

    Artículo 8º- La presente ley entrará en vigencia el primer día del mes siguiente a la fecha de su reglamentación.

    Artículo 9º- Comuníquese, etc.

    Nota al Poder Ejecutivo acompañando el proyecto de ley 22.790.

Buenos Aires, 19 de abril de 1983.

    Excmo. señor Presidente de la Nación:

    Tengo el honor de dirigirme al Excmo. señor Presidente con el objeto de someter a su consideración el adjunto proyecto de ley mediante el cual se faculta al Poder Ejecutivo nacional a fijar las remuneraciones de las autoridades de las empresas y sociedades del Estado cualquiera sea su naturaleza jurídica.

    El gobierno nacional ha decidido adoptar una serie de medidas de racionalización del gasto público contribuyentes al esfuerzo económico general.

    En tal sentido y coadyuvante a dicho propósito de racionalización, se encuentra en estudio la fijación de una política salarial acorde con el esfuerzo mencionado.

    Por ello es necesario adoptar disposiciones inmediatas con el propósito de regularizar la situación relativa a las retribuciones que el Estado paga a sus agentes, equilibrando convenientemente las correspondientes a la Administración centralizada, Administración descentralizada y empresas y sociedades del Estado cualquiera fuese su naturaleza jurídica.

    En razón de todo lo expresado se estima necesario que el Poder Ejecutivo centralice, bajo su control directo, la fijación de los salarios, remuneraciones, etc., para el personal de la Administración pública nacional incluyendo el de aquellas empresas y sociedades del Estado que, en función de las normas legales vigentes, determinen sus remuneraciones.

    El proyecto de ley que presentamos a V. E. responde a esos propósitos.

    Dios guarde a V. E.
Jorge Wehbe