Argentina. [Ley de impuesto sobre los combustibles líquidos y gas natural (1991)]

Ley 23.966. Anales de Legislación Argentina n° LI-C 1991, 20 de agosto de 1991, pp. 2836-2849.

Citas Legales : Ley 11.683 (t.o. 1978), Ley 18.038 (t.o. 1980), Ley 17.574, Ley 19.032, Ley 17.597, Ley 21.526


(Nota: ampliada por Ley 26.022 Biblioteca. Vigencia del Capítulo VI prorrogado hasta el 31/12/09 por Ley 26.072 Biblioteca. Texto ordenado del Título III aprobado por Decreto 518/98 Biblioteca)


BUENOS AIRES, 1 DE AGOSTO DE 1991
    El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina
    reunidos en Congreso, etc.
    sancionan con fuerza de Ley:

    TITULO 1

    FINANCIAMIENTO DEL REGIMEN NACIONAL DE PREVISION SOCIAL

    ARTICULO 1°- Sustitúyese el primer párrafo del artículo 9° de la Ley N° 18.037 t.o. en 1976 y sus modificaciones, por el siguiente:

    El aporte personal del afiliado será del diez por ciento (10%) y la contribución del empleador del dieciséis por ciento (16%), en ambos casos tomando como base la remuneración determinada de conformidad a las normas de la presente ley.

    Facúltase al Poder Ejecutivo nacional a aumentar y/o disminuir los aportes establecidos en el presente artículo en hasta un (1) punto del aporte del afiliado y en hasta dos (2) puntos el aporte del empleador.

    ARTICULO 2°- Sustitúyese el enunciado del primer párrafo del artículo 10 de la Ley N° 18.038, t.o. en 1980 y sus modificaciones, por el siguiente:

    El aporte de los afiliados será equivalente al veintiséis por ciento (26%) mensual de los montos asignados a las siguientes categorías, el que se incrementará con el que corresponda con la Ley N° 19.032 y sus modificaciones.

    Facúltase al Poder Ejecutivo nacional a aumentar y/o disminuir el aporte establecido en el presente artículo, en hasta tres (3) puntos porcentuales.

    ARTICULO 3.- A partir de la fecha de entrada en vigor de esta Ley, los montos o porcentajes de las retenciones fijadas por o en virtud de convenios de corresponsabilidad gremial con destino al Fondo Nacional de la Vivienda, quedan transferidos al Régimen Nacional de Previsión Social. Ref. Normativas: Ley 17.597

    ARTICULO 4.- Las disposiciones del presente título entrarán en vigencia a partir del primer día del mes siguiente al de su publicación. Serán recursos del Régimen Nacional de Previsión Social todos los fondos que se perciban a partir de dicha fecha por los conceptos a que se refieren los artículos anteriores con independencia de la fecha del devengamiento. Transfiérense igualmente al Régimen Nacional de Previsión Social los créditos derivados de las contribuciones del sector privado al régimen de la Ley N° 21.581 (FO.NA.VI.), que se perciban con posterioridad a la fecha indicada.
    TITULO 2

    AFECTACION DEL I.V.A. AL REGIMEN NACIONAL DE PREVISION SOCIAL

    ARTICULO 5°- Modifícase la ley de impuesto al valor agregado, texto sustituido por la ley 23.349 y sus modificaciones de la siguiente forma:

    1. Sustitúyese el artículo 24, por el siguiente:

    Artículo 24.- La alícuota del impuesto será del dieciocho por ciento (18%).

    Esta alícuota se incrementará al veintisiete por ciento (27%) para las ventas de gas, energía eléctrica y aguas reguladas por medidor y demás prestaciones comprendidas en los puntos 4., 5. y 5bis del inc. e) del artículo 3° cuando la venta o prestación se efectúe fuera de domicilios destinados exclusivamente a vivienda o casa de recreo o veraneo o en su caso terrenos baldíos y el comprador o usuario sea un sujeto categorizado en este impuesto como responsable inscripto o como responsable no inscripto.

    Facúltase al Poder Ejecutivo nacional para reducir con carácter general las alícuotas establecidas en los párrafos anteriores en hasta seis (6) puntos porcentuales conforme a las previsiones de la ley 23.548.

    2. Incorpórase a continuación del art. 49, el siguiente:

    Artículo ...- El producido del impuesto establecido en la presente ley, se destinará:

    1. El noventa por ciento (90%) para el financiamiento del régimen nacional de previsión social, que se depositará en la cuenta de la Subsecretaría de Seguridad Social.

    2. El diez por ciento (10%) para ser distribuido entre las jurisdicciones provinciales y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a un prorrateador formado en función de la cantidad de beneficiarios de las cajas de previsión o de seguridad social de cada una de esas jurisdicciones al 31 de mayo de 1991. Los impuestos que surjan de dicho prorrateo serán girados directamente y en forma diaria a las respectivas cajas con afectación específica a los regímenes previsionales existentes. El prorrateo será efectuado por la mencionada Subsecretaría sobre la base de la información que le suministre la Comisión Federal de Impuestos. Hasta el 1 de julio de 1992, el cincuenta por ciento (50%) del producido por este punto se destinará al Tesoro Nacional.

    Cuando existan cajas de previsión o de seguridad social en jurisdicciones municipales de las provincias, el importe a distribuir a las mismas se determinará en función a su número total de beneficiarios existentes al 31 de mayo de 1991, en relación con el total de beneficiarios de los regímenes previsionales, nacionales, provinciales y de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

    El noventa por ciento (90%) de dicho importe se deducirá del monto a distribuir de conformidad al punto 1. Y el diez por ciento (10%), del determinado de acuerdo con el punto 2. Los importes que surjan de esta distribución serán girados a las jurisdicciones provinciales, las que deberán distribuirlos en forma automática y quincenal a las respectivas cajas municipales.

    b) El ochenta por ciento (80%) se distribuirá de conformidad al régimen establecido por la ley 23.548.

    ARTICULO 6°- Las disposiciones del presente título entrarán en vigencia a partir del primer día del mes siguiente al de su publicación.
    TITULO 3

    IMPUESTO SOBRE COMBUSTIBLES LIQUIDOS Y EL GAS NATURAL

    ARTICULO 7.- Apruébase como impuesto sobre los combustibles líquidos y el gas natural el siguiente texto:
    CAPITULO I

    COMBUSTIBLES LIQUIDOS

    ARTICULO 1°- Establécese en todo el territorio de la Nación, de manera que incida en una sola de las etapas de su circulación, un impuesto sobre la transferencia a título oneroso o gratuito de los productos de origen nacional o importado, que se detallan en el artículo 4° del presente Capítulo.

    Quedan también sujetos al impuesto los productos consumidos por el responsable excepto los utilizados exclusivamente como combustibles en los procesos de producción y/o elaboración de hidrocarburos y sus derivados.

    ARTICULO 2°- El hecho imponible se perfecciona:

    a) Para los productos importados con el despacho a plaza debiendo el impuesto ser liquidado y abonado juntamente con los derechos de importación y el impuesto al valor agregado, mediante retención en la fuente a practicar por la Administración Nacional de Aduanas;

    b) Para los productos de origen nacional con la entrega del bien, emisión de la factura o acto equivalente, el que fuera anterior;

    c) Para los productos consumidos dentro de las refinerías o de las plantas de producción o elaboración, no comprendidos en la excepción del artículo 1°, con el retiro de los productos para el consumo;

    d) En el momento de la verificación de la tenencia de los productos cuando se trate de los responsables a que se refiere el último párrafo del artículo 3° de este capítulo.

    También constituye un hecho imponible autóctono cualquier diferencia de inventario que determine la Dirección General Impositiva y no se encuentre justificada por tolerancias.

    ARTICULO 3°- Son sujetos pasivos del impuesto:

    a) En el caso de las importaciones quienes las realicen;

    b) Las empresas que refinen. elaboren o importen los productos que se detallan en el artículo 4°.

    Los transportistas, depositarios, poseedores o tenedores de productos garvados que no cuenten con la documentación que acredite que tales productos han tributado el impuesto de esta ley o estén comprendidos en las exenciones del artículo 7°, serán responsables por el impuesto sobre tales productos sin perjuicio de las sanciones que legalmente les correspondan ni de la responsabilidad de los demás sujetos intervinientes en la transgresión.

    Artículo 4°- Los productos gravados a que se refiere el artículo 1° y el monto del impuesto a liquidar por unidad de medida son los siguientes:

    Por litro
    Australes
    Por kilo
    Australes
    a) Nafta sin plomo, hasta 92 RON
    2.618
    b) Nafta sin plomo, de más de 92 RON
    3.496
    c) Nafta con plomo, hasta 92 RON
    2.909
    d) Nafta con plomo, de más de 92 RON
    3.885
    e) Kerosene
    134
    f) Gas oil
    614
    g) Diesel oil
    904
    h) Fuel oil
    268
    i) Aeronafta
    67
    j) Solvente
    2.668
    h) Aguarrás
    2.668
    El Poder Ejecutivo determinará, a los fines de la presente ley, las características técnicas de los productos gravados no pudiendo dar efecto retroactivo a dicha caracterización.

    El Poder Ejecutivo nacional queda facultado para incorporar al gravamen productos que sean susceptibles de utilizarse como combustibles líquidos fijando un monto de gravamen similar al del producto gravado que puede ser sustituido. En las alconaftas el impuesto estará totalmente satisfecho con el pago del gravamen sobre el componente nafta.

    Artículo 5°- Facúltase al Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos a aumentar hasta en un veinticinco por ciento (25%) y a disminuir hasta en un diez por ciento (10%) los montos indicados en el artículo anterior cuando así lo aconseje el desarrollo de la política económica. Esta facultad podrá ser ejercida con carácter general o regional para todos o algunos de los productos gravados.

    Artículo 6°- Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 5°, facúltase al Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos a modificar los montos del impuesto a liquidar por unidad de medida que se establecen en el artículo 4°, cuando la relación porcentual entre tales montos y los precios al público experimente un deterioro superior al diez por ciento (10%) comparado con idéntica relación porcentual durante la primera semana de vigencia de la presente ley, en la medida necesaria para recuperar esta misma relación porcentual.

    Artículo 7°- Quedan excentas de impuesto a las transferencias de productos gravados cuando:

    a) Se destinen a sujetos pasivos definidos en el artículo 3°, inc. b) del presente capítulo;

    b) Tengan como destino la exportación;

    c) Conforme las previsiones del Código Aduanero, Sección VI, Capítulo V, estén destinadas a rancho de embarcaciones de ultramar o a aeronaves de vuelos internacionales.

    Tratándose de los solventes alifáticos y aromáticos y el aguarrás que tengan como destino el uso como insumo en la elaboración de productos no gravados por este impuesto, con incidencia significativa en el precio final de estos últimos, se procederá a la devolución del impuesto creado por esta ley. Dicha devolución la efectuará la Dirección General Impositiva a los sujetos adquirentes que sean directamente responsables del uso de dichos insumos contra la presentación de la documentación que exija dicha repartición. El Poder Ejecutivo nacional, en base a la significatividad del consumo en el precio final, determinará las actividades que quedarán compendidas en este régimen.

    En el caso de transferencias para rancho de embarcaciones de pesca se procederá del mismo modo previsto en el párrafo anterior, previa acreditación ante la Dirección General Impositiva del destino del combustible empleado en el rancho.

    Artículo 8°- El Poder Ejecutivo nacional queda facultado para exceptuar total o parcialmente y en forma temporaria del impuesto establecido en el presente capítulo a los productos empleados como combustibles líquidos en la generación de energía eléctrica para servicios públicos.
    CAPITULO II

    GAS NATURAL

    Artículo 9°- Establécese en el territorio de la Nación un impuesto sobre el gas natural distribuido por redes, para uso residencial y del comercio y los servicios, exceto el destinado a industrias, a gas natural comprimido y usinas eléctricas de servicio público.

    El Poder Ejecutivo nacional queda facultado para gravar con el impuesto creado por el presente título el gas natural comprimido cuando por razones de política energética resulte conveniente.

    Artículo 10.- El impuesto a liquidar será de doscientos cuarenta y un autrales (A 241) por metro cúbico de gas natural. Los consumos gravados que se realicen en las provincias comprendidas en el artículo 1° de la Ley 23.272, pagarán un impuesto menor, que fijará el Poder Ejecutivo nacional cuyo monto por metro cúbico no podrá exceder el cincuenta por ciento (50%) de la suma indicada. En tanto el Poder Ejecutivo nacional no ejerza dicha facultad el impuesto para tales consumos será de sesenta y ocho australes (A 68) por metro cúbico.

    Artículo 11.- El hecho imponible se perfecciona al vencimiento de las respectivas facturas.

    Artículo 12.- Serán sujetos pasivos del impuesto quienes lo distribuyan al consumidor final.

    Artículo 13.- Son de aplicación para este impuesto las facultades otorgadas al Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos en el artículo 5° y lo dispuesto en el artículo 6°.
    CAPITULO III

    DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS

    Artículo 14.- Los impuestos establecidos por los capítulos I y II se regirán por las disposiciones de la Ley 11.683, t.o. en 1978 y sus modificaciones y su aplicación, percepción y fiscalización estarán a cargo de la Dirección General Impositiva, quien dictará las normas reglamentarias relativas al plazo, forma y demás requisitos para el ingreso y exenciones de los tributos, pudiendo asimismo establecer anticipos a cuenta del gravamen. En materia de plazos de pago, y habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 3°, la Dirección General Impositiva fijará los mismos de modo de no afectar la etapa de comercialización mayorista.

    Las empresas refinadoras de petróleo cuya actividad principal es la obtención de solventes y aguarraces podrán deducir del conjunto de sus obligaciones por este impuesto -en su propia liquidación o en la de otros sujetos comprendidos en el artículo 3° inc. b)- un importe equivalente al sesenta por ciento (60%) del impuesto que corresponda sobre dichos productos por cada unidad de volumen exportada, durante los primeros seis años, cesando la deducción al cumplirse este plazo. Las empresas comprendidas en este párrafo deberán destinar a la complementación y/o remodelación de sus instalaciones de elaboración los importes resultantes, debiendo la Subsecretaría de Combustibles verificar la correcta utilización de los fondos.

    El período fiscal de liquidación de los gravámenes será mensual y sobre la base de declaraciones juradas presentadas por los responsables, excepto lo previsto para las importaciones.

    Los sujetos pasivos de los impuestos establecidos en esta ley quedan obligados a cumplir los requisitos de documentación y registración que establezca la Dirección General Impositiva.

    Artículo 15.- El Poder Ejecutivo dará cuenta al H. Congreso de la Nación del ejercicio de las facultades a que se refiere el artículo 5° del capítulo I.

    Artículo 16.- Los sujetos del impuesto establecido en el capítulo I del presente título están obligados a presentar a la Dirección General Impositiva una declaración jurada especial, en la forma y con los datos que ella establezca, a los fines de que ningún producto gravado deje de tributar el impuesto o quede doblemente incidido con motivo de la transición del régimen anterior al régimen ahora instituido.

    Artículo 17.- Deróganse la ley 17.597 y sus modificaciones; la ley 20.073 y sus modificaciones; los artículos 50, 51 y los sin número incorporados a continuación del artículo 51 y el artículo 70 de la ley de impuestos internos, t.o. en 1979 y sus modificaciones, por la ley 23.549; el decreto 3616 del 30 de diciembre de 1976; el artículo 21 de la ley 16.656, el inciso c) del artículo 2° de la ley 17.574 y los incisos a) y b) del artículo 2° de la ley 19.287.
    CAPITULO IV

    DE LA DISTRIBUCION

    Artículo 18.- El producido de los impuestos establecidos en los capítulos I y II del presente título se distribuirá entre el Tesoro Nacional, las provincias y el Fondo Nacional de la Vivienda (Ley 21.581) de conformidad con los siguientes períodos y porcentajes.

    Tesoro Nacional
    %
    Provincias
    %
    FONAVI
    %
    Hasta el 30/06/92
    47
    13
    40
    Del 01/07/92 al 31/12/92
    42
    17
    41
    Del 01/01/93 al 30/06/93
    38
    20
    42
    Del 01/07/93 al 31/12/95
    34
    24
    42
    Desde el 01/01/96
    29
    29
    42

    Artículo 19.- Los fondos que corresponden a las provincias según lo previsto en el artículo anterior se distribuirán entre ellas en la forma que se establece a continuación:

    a) El sesenta por ciento (60%) por acreditación a las cuentas de cada uno de los organismos de vialidad de las provincias en función de los porcentuales de distribución vigentes para la coparticipación vial que fije el Consejo Vial Federal de acuerdo a la distribución prevista en el artículo 23 del dec.-ley 505/58;

    b) El treinta por ciento (30%) se destinará a cada una de las provincias en función de los porcentuales de distribución vigentes al artículo 3°, inciso c) y 4° de la ley 23.548, con afectación a obras de infraestructura de energía eléctrica y/u obras públicas;

    c) El diez por ciento (10%) restante será destinado al Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico del Interior (FEDEI), que será administrado por el Consejo Federal de la Energía Eléctrica y se aplicará para lo establecido en el artículo 33 de la Ley N° 15.336. El Consejo Federal distribuirá los fondos en función a los índices repartidores vigentes o a los que ese Consejo Federal determine en el futuro.

    Artículo 20.- A los fines de la distribución a que se refieren los artículos anteriores será de aplicación lo previsto en el artículo 6° de la Ley 23.548.

    El régimen de distribución que se establece constituye un régimen especial frente a lo dispuesto en el artículo 2°, inciso b) de la mencionada ley.

    En relación a los combustibles líquidos y el gas natural no es de aplicación lo previsto en el último párrafo del artículo 2°, ni subsisten las limitaciones contenidas en el artículo 9°, inciso b), tercer párrafo y apartado 1, acápites segundo y octavo, todos de la ley 23.548.

    Artículo 21.- Las provincias podrán dentro de los doscientos setenta (270) días corridos contados a partir de la fecha de la publicación de la presente ley en el Boletín Oficial, adherir por la ley provincial a sus disposiciones y derogar, en igual término, la legislación local que pueda oponérsele.

    Las provincias que adhieran al régimen de esta ley y decidan gravar con el impuesto a los ingresos brutos las atapas de industrialización y expendio al público de combustibles líquidos y gas natural, deberán comprometerse a:

    a) Aplicar una tasa global, que comprendidas ambas etapas, no exceda el tres y medio por ciento (3,5%), pudiendo alcanzar a la industrialización con una tasa máxima del uno por ciento (1%). La tasa global explicitada no superará el dos y medio por ciento (2,5%) hasta el 31 de diciembre de 1991, y el tres por ciento (3%) a partir del 1 de enero de 1992 hasta el 31 de julio de 1992. Hasta esta última fecha las jurisdicciones que al 1° de enero de 1991 tuvieran vigente una tasa sobre la etapa de expendio superior al dos y medio por ciento (2,5%) podrán continuar con la aplicación de la misma sobre la etapa señalada respetando la tasa global del tres y medio por ciento (3,5%).

    b) Aplicar las tasas referidas en el punto anterior sobre las siguientes bases imponibles: En la etapa de industrialización sobre el precio de venta excluidos el impuesto al valor agregado y el creado por el presente título; en la etapa de expendio al público, sobre el precio de venta excluido el impuesto al valor agregado,

    En el supuesto de no producirse la adhesión en el término señalado en el primer párrafo las provincias deberán reintegrar al gobierno nacional las sumas que hubieren percibido a cuyo efecto el Poder Ejecutivo podrá efectuar las compensaciones con otros libramientos extendidos a favor de las respectivas provincias. Sobre dichos montos seaplicarán los párrafos 2 y 3 del artículo 16 de la ley 23.548.

    Las provincias acordarán con la Subsecretaría de Hacienda mecanismos tendientes a regularizar los reclamos derivados de la aplicación de las disposiciones del último párrafo del artículo 2° de la ley 23.548 con relación a los excedentes que, desde el 1 de enero de 1988 y hasta el 31 de diciembre de 1990, se hubieren producido en la recaudación del impuesto establecido por la ley 17.597 y sus modificaciones, respecto de lo acreditado al Fondo de Combustible creado por dicha ley.

    Artículo 22.- Hasta el momento en que se produzca la adhesión por parte de las jurisdicciones comprendidas, los sujetos a que se refiere el artículo 3° del Capítulo I podrán computar como pago a cuenta del impuesto sobre los combustibles líquidos en las condiciones previstas en el presente artículo y con cumplimiento de los requisitos que establecerá la Dirección General Impositiva.

    a) Los importes que como sujetos de derecho del impuesto a los ingresos brutos acrediten haber abonado a los fiscos de cada una de las provincias y de la Capital Federal en exceso de las tasas referidas en el segundo párrafo del artículo 21 y que se hubieran devengado a partir de la vigencia del presente título;

    b) Los importes que los expendedores de sus respectivas marcas acrediten haber abonado a los fiscos de cada una de las provincias y de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires por impuestos devengados con posterioridad a la fecha de vigencia del presente título en exceso de las tasas referidas en el segundo párrafo del artículo 21 y siempre que los mencionados expendedores no hubieran trasladado su incidencia a los precios al público.

    Los derechos a que se refieren el párrafo anterior podrán ser ejercidos dentro de los noventa (90) días contados desde el momento del pago.

    Los montos que deban reconocerse como computables como pago a cuenta del impuesto serán deducidos de la participación que le corresponda a la provincia respectiva según lo previsto en el artículo 19.

    Las direcciones generales de renta de cada jurisdicción, recibirán documentación detallada de los montos que les fueron deducidos y se reservarán el derecho de fiscalizar si en cada caso se reunieron los requisitos establecidos en el presente artículo.
    CAPITULO V

    OTRAS DISPOSICIONES

    Artículo 23.- El producido de los recargos sobre el precio de venta de la electricidad establecidos por el inc. e) del artículo 30 de la ley 15.336 y el inciso b) del artículo 2° de la ley 17.574 se destinará al Tesoro Nacional.

    Todos los gastos que demande el funcionamiento del Consejo Federal de la Energía Eléctrica y la Administración del Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico del Interior (FEDEI) se atenderán con los recursos que fije a tales fines el Consejo Federal de la Energía Eléctrica destinándose para ello el uno por ciento (1%) como máximo de los recursos totales anuales del Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico del Interior (FEDEI).

    Artículo 24.- Excepto en relación a las normas que tengan previstas vigencias distintas lo dispuesto en el presente título regirá a partir del primer día del mes siguiente al de la publicación.

    Artículo 25.- Con relación a los fiscos contratantes y los contribuyentes la Comisión Federal de Impuestos tendrá las funciones establecidas en el capítulo III de la ley 23.548.

    Los fondos recaudados por aplicación del decreto 2733/90, hasta la entrada en vigencia de la presente ley serán distribuidor conforme a lo establecido en el mismo.
    TITULO IV

    MODIFICACIONES A LA LEY DEL FONDO NACIONAL DE LA VIVIENDA

    Artículo 8°- Modifícase la ley 21.581 y sus modificaciones en la forma que a continuación se indica:

    1. Sustitúyese el artículo 2° por el siguiente:

    Artículo 2°- El organismo de aplicación de la presente ley será la Subsecretaría de Vivienda y Ordenamiento Ambiental y el Consejo Federal creado para dicha finalidad.

    Dicho Consejo será presidido por el titular de la Subsecretaría de Vivienda y Ordenamiento Ambiental e integrado por:

    - Un representante por cada uno de los organismos ejecutores provinciales y de la municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires,

    - Un representante del gremio de la Unión Obrera de la Construcción de Viviendas e Infraestructura.

    Este Consejo dictará su propio reglamento de funcionamiento y estará facultado para establecer las normas reglamentarias y aclaratorias que considere necesarias para el cumplimiento de los objetivos del Fondo Nacional de la Vivienda.

    2. Sustitúyese el inciso b) del artículo 3° por el siguiente:

    b) El porcentual de la recaudación del impuesto sobre los combustibles líquidos y el gas natural que se establece en la ley de creación de dicho impuesto.

    3. Derógase el inciso c) del artículo 9°.

    4. Sustitúyese el artículo 22 por el siguiente:

    Artículo 22.- El Instituto Nacional de Previsión Social tendrá a su cargo continuar con las gestiones de cobro de:

    a) Los aportes que estableciera el inciso f) del artículo 2° de la ley 19.929 que se encontrasen pendientes de pago;

    b) Las contribuciones que establecía a cargo de emleadores del ámbito privado, el artículo 3°, inciso b), y las que establecía el artículo 3°, inciso c) en ambos casos según el texto vigente con anterioridad a la vigencia de la ley que reforma el presente artículo, y que se encontraran pendientes de pago a dicha fecha.

    En relación a las contribuciones a cargo de empleadores del ámbito público, que establecía el mencionado artículo 3°, inciso b) el Instituto Nacional de Previsión Social se limitará a informar al organismo de aplicación de la presente ley los antecedentes y estado de situación de las contribuciones adeudadas a la misma fecha, las que seguirán en la jusrisdicción del Fondo nacional de la Vivienda.

    Para el cumplimiento de las gestiones a su cargo el Instituto nacional de Previsión Social, podrá autorizar a entidades bancarias, públicas o privadas, para recibir sumas destinadas al pago de los aportes y contribuciones a que se refieren los incisos a) y b) del primer párrafo.

    5. Sustitúyese el segundo párrafo del artículo 24 la expresión "Dirección Nacional de Recaudación Previsional" por "Instituto Nacional de Previsión Social".

    6. Incorpórase a continuación del artículo 32 el siguiente artículo:

    Artículo ...- El Régimen de financiamiento previsto en la presente para el Fondo Nacional de la Vivienda tendrá una distribución automática entre los organismos ejecutores provinciales y de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, y deberá proporcionar al sistema, como mínimo el equivalente a setenta y cinco millones de dólares estadounidenses (u$s 75.000.000) por mes calendario. Para el caso que las percepciones fueran inferiores a esta cantidad el Tesoro Nacional deberá hacer los anticipos necesarios para mantener dicho nivel de financiamiento, los que serán compensados con excedentes posteriores si los hubiere.

    7. Reemplázase en todo el texto de la ley la denominación "Secretaría de Estado de Desarrollo Urbano y Vivienda" por "Subsecretaría de Vivienda y Ordenamiento Ambiental".

    Artículo 9°- Derógase el artículo 1° de la ley 23.060.

    Artículo 10.- Las disposiciones del presente título entrarán en vigencia a partir del primer día del mes siguiente al de su publicación.
    TITULO V

    DEROGACION DE REGIMENES DE JUBILACIONES ESPECIALES

    Artículo 11.- Deróganse a partir del 31 de diciembre de 1991 las siguientes disposiciones legales, con sus modificatorias y complementarias: Leys 20.954, 19.803, 20.024, 18.464, 20.572, 21.124, 19.396, 21.121 (artículo 15), 19.173, 19.939, 16.989, 23.034, 22.929, 21.540, 23.794, 22.955, 22.731, 23.895 y 22.430 y los decretos 12.600/62; 667/79; 765/83; 1044/83; 6004/63 y 1645/78. También se derogan a partir de la misma fecha los artículos relativos al régimen de retiro y pasividades de las leyes 19.101, 19.349, 18.398, 13.018, 20.957 y 21965, sus modificatorios y complementarios.

    Queda asimismo derogada a partir del 31 de diciembre de 1991 toda otra norma legal que modifique los requisitos y/o condiciones establecidas por la ley 18.037 o el régimen previsional general vigente en la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

    Déjase si efecto a partir de la fecha de su promulgación el decreto 1324/91.

    Artículo 12.- Créase una Comisión Bicameral que tendrá por objeto proponer un régimen general de jubilaciones y pensiones, la que deberá expedirse antes del 31 de diciembre de 1991.

    Artículo 13.- La Comisión creada por el artículo precedente estará integrada por cinco miembros del H. Senado de la Nación y cinco de la H. Cámara de Diputados de la Nación, dichos miembros serán designados por los presidentes de cada cuerpo, con facultad para removerlos en caso de necesidad o vacancia, teniéndose especialmente en cuenta la profesionalidad o especialidad de los candidatos, así como la preservación de la representatividad de los respectivos bloques parlamentarios.

    Dicha Comisión tendrá la facultad de darse su propio reglamento, elegir su presidente, establecer la periodicidad de sus reuniones y demás aspectos formales para llenar su cometido.

    Artículo 14.- La Comisión Bicameral deberá quedar integrada en un plazo no mayor de diez (10) días corridos, contados a partir del siguiente a la promulgación de la presente ley.

    Artículo 15.- Invítase a dictar normas del mismo carácter a los Estados provinciales.
    TITULO VI

    IMPUESTO SOBRE LOS BIENES PERSONALES
    NO INCORPORADOS AL PROCESO ECONOMICO

    CAPITULO I

    DISPOSICIONES GENERALES. HECHO IMPONIBLE. VIGENCIA

    Artículo 16.- Establécese con carácter de emergencia por el término de nueve (9) períodos fiscales a partir del 31 de diciembre de 1991, inclusive, un impuesto que se aplicará en todo el territorio de la Nación y que recaerá sobre los bienes personales no incorporados al proceso económico existentes al 31 de diciembre de cada año, situados en el país y en el exterior.
    SUJETOS

    Artículo 17.- Son sujetos pasivos del impuesto:

    a) Las personas físicas domiciliadas en el país y las sucesiones indivisas radicadas en el mismo, por los bienes situados en el país y en el exterior.

    b) Las personas físicas domiciliadas en el exterior y las sucesiones indivisas radicadas en el mismo, por los bienes sitiuados en el país.

    Las sucesiones indivisas son contribuyentes de este gravamen por los bienes que posean al 31 de diciembre de cada año en tanto dicha fecha quede comprendida en el lapso transcurrido entre el fallecimiento del causante y la declaratoria de herederos o aquella en que se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidad.

    A los fines de este artículo se considerará que están domiciliados en el país los agentes diplomáticos y consulares, el personal técnico y administrativo de las respectivas misiones y demás funcionarios públicos de la Nación y los que integren comisiones de las provincias y municipalidades que, en ejercicio de sus funciones, se encontraren en el exterior, así como sus familiares que lo acompañaren.

    Artículo 18.- En el caso de patrimonios pertenecientes a los componentes de la sociedad conyugal, corresponderá atribuir al marido además de los bienes propios, la totalidad de los que revisten el carácter de gananciales, excepto:

    a) Que se trate de bienes adquiridos por la mujer con el producto del ejercicio de su profesión, oficio, empleo, comercio o industria.

    b) Que exista separación judicial de bienes.

    c) Que la administración de todos los bienes gananciales la tenga la mujer en virtud de una resolución judicial.
    BIENES SITUADOS EN EL PAIS

    Artículo 19.- Se consideran situados en el país:

    a) Los inmuebles ubicados en su territorio.

    b) Los derechos reales constituidos sobre bienes situados en él.

    c) Las naves y aeronaves de matrícula nacional.

    d) Los automotores patentados o registrados en su territorio.

    e) Los bienes muebles registrados en él.

    f) Los bienes muebles del hogar o de residencias transitorias cuando el hogar o residencia estuvieran situados en su territorio.

    g) Los bienes personales del contribuyente, cuando éste tuviera su domicilio en él, o se encontrara en él.

    h) Los demás bienes muebles, y semovientes que se encontraren en su territorio al 31 de diciembre de cada año, aunque su situación no revistiera carácter permanente siempre que por este artículo no correspondiera otro tratamiento.

    i) El dinero y los depósitos en dinero que se hallaren en su territorio al 31 de diciembre de cada año.

    j) Los títulos, las acciones, cuotas o participaciones sociales y otros títulos valores representativos de capital social o equivalente, emitidos por entes públicos o privados, cuando éstos estuvieran domiciliados en él.

    k) Los patrimonios de empresas o explotaciones unipersonales ubicadas en él.

    l) Los créditos, incluidas las obligaciones negociables previstas en la Ley 23.576 y los debentures -con excepción de los que cuenten con garantía real, en cuyo caso estará a lo dispuesto en el inciso b)- cuando el domicilio real del deudor esté ubicado en su territorio.

    m) Los derechos de propiedad científica, literaria o artística, los de marcas de fábrica o de comercio y similares, las patentes, dibujos, modelos y diseños reservados y restantes de la propiedad industrial o inmaterial, así como los derivados de éstos y las licencias respectivas, cuando el titular del derecho o licencia en su caso, estuviere domiciliado en el país al 31 de diciembre de cada año.
    BIENES SITUADOS EN EL EXTERIOR

    Artícuo 20.- Se entenderán como bienes situados en el exterior:

    a) Los bienes inmuebles situados fuera del territorio del país.

    b) Los derechos reales constituidos sobre bienes situados en el exterior.

    c) Las naves y aeronaves de matrícula extranjera.

    d) Los automotores patentados o registrados en el exterior.

    e) Los bienes muebles y los semovientes situados fuera del territorio del país.

    Respecto de los retirados o transferidos del país por los sujetos mencionados en el inciso b) del artículo 17, se presumirá que no se encuentran situados en el país cuando hayan permanecido en el exterior por un lapso igual o superior a seis (6) meses en forma continuada con anterioridad al 31 de diciembre de cada año.

    f) Los títulos y acciones emitidos por entidades del exterior y las cuotas o participaciones sociales, incluidas las empresas unipersonales, y otros títulos valores representativos del capital social de entidades constituidas o ubicadas en el exterior.

    g) Los depósitos e instituciones bancarias del exterior. A estos efectos se entenderá como situados en el exterior a los depósitos que permanezcan por más de treinta (30) días en el mismo en el transcurso del año calendario. Para determinar el monto de tales depósitos deberá promediarse el saldo acreedor diario de cada una de las cuentas.

    h) Los debentures emitidos por entidades o sociedades domiciliadas en el exterior.

    i) Los créditos cuyos deudores se domicilien en el extranjero excepto que deban ser considerados como radicados en el país por aplicación del inciso b) de este artículo. Cuando los créditos respondas a saldos de precio por la transferencia a título oneroso de bienes situados en el país al momento de la enajenación o sean consecuencia de actividades desarrolladas en el país, se entenderá que se encuentran con carácter permanente en el exterior cuando hayan permanecido allí más de seis (6) meses computados desde la fecha en que se hubieran hecho exigibles hasta el 31 de diciembre de cada año.
    EXENCIONES

    Artículo 21.- Estarán exentos los siguientes bienes situados en el país:

    a) Los bienes pertenecientes a los miembros de las misiones diplomáticas y consulares extranjeras, así como su personal administrativo y técnico y familiares, en la medida y con las limitaciones que establezcan los convenios internacionales aplicables. En su defecto, la exención será procedente en la misma medida y limitaciones sólo a condición de reciprocidad.

    Igual tratamiento será aplicable para miembros de las representaciones, agentes y en su caso, de sus familiares, que actúen en organismos internacionales de los que la Nación sea parte, en la medida y con las limitaciones que se establezcan en los convenios internacionales respectivos.

    b) Los títulos , bonos y demás títulos valores emitidos por la Nación, las provincias o municipalidades, cuando exista una ley general o especial que los declare exentos del presente o de todo gravamen.

    Autorízase al Poder Ejecutivo para eximir del presente gravamen a los títulos, letras y demás títulos valores emitidos hasta la fecha y que se emitan en el futuro por la Nación, las provincias y las municipalidades.

    c) Los depósitos en australes y en moneda extranjera efectuados en las instituciones comprendidas en el régimen de la Ley 21.526 a plazo fijo, en caja de ahorro, en cuentas especiales de ahorro o en otras formas de captación de fondos de acuerdo a lo que determine el Canco Central de la República Argentina.

    d) Las obligaciones negociables previstas en la Ley 23.576 que sean colocadas por oferta pública.

    e) Los bienes amparados por las franquicias de la ley 19.640.

    f) Las acciones y participaciones en el capital de entidades sujetas al impuesto sobre los activos incluidas las empresas y explotaciones unipersonales.

    g) Las cuotas partes de fondos comunes de inversión.

    h) Las acciones de cooperativas.

    i) Los inmuebles rurales a que se refiere el inciso e) del artículo 2° de la ley 23.760 y sus modificaciones.

    j) Los bienes inmateriales (llaves, marcas, patentes, derechos de concesión y otros activos similares).

    Artículo 22.- Los bienes situados en el país se valuarán conforme a:

    a) Inmuebles:

    1. Inmuebles adquiridos: Al costo de adquisición o valor a la fecha de ingreso al patrimonio. se le aplicará el índice de actualización mencionado en el artículo 27 referido a la fecha de adquisición o de ingreso al patrimonio, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el mes de diciembre de cada año.

    2. Inmuebles construidos: Al valor del terreno, determinado de acuerdo con lo dispuesto en el apartado anterior, se le adicionará el costo de construcción, al que se le aplicará el índice de actualización mencionado en el artículo 27 referido a la fecha de finalización de la construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el mes de diciembre de cada año.

    El costo de construcción se determinará actualizando mediante el citado índice, cada una de las sumas invertidas desde la fecha de cada inversión hasta la fecha de finalización de la construcción.

    3. Obras en construcción: Al valor del terreno determinado de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 1, se le adicionará el importe que resulte de actualizar cada una de las sumas invertidas, mediante el índice citado en los puntos anteriores, desde la fecha de cada inversión hasta el 31 de diciembre de cada año.

    4. Mejoras: Su valor se determinará de acuerdo con lo dispuesto en los apartados 2 y 3 para las obras construidas o en construcción, según corresponda.

    Cuando se trate de inmuebles con edificios, construcciones o mejoras, al valor atribuible a los mismos, determinado de acuerdo con los apartados 1, 2 y 4, se le detraerá el importe que resulte de aplicar a dicho valor el dos por ciento (2%) anual en concepto de amortización. A los efectos de la aplicación de lo dispuesto precedentemente, en el caso de inmuebles adquiridos, la proporción del valor actualizado atribuible al edificio, construcciones o mejoras, se establecerá teniendo en cuenta la relación existente entre el valor de dichos conceptos y el de la tierra según el valúo fiscal vigente a la fecha de adquisición. En su defecto, el contribuyente deberá justipreciar la parte del valor de costo atribuible a cada uno de los conceptos mencionados.

    El valor a computar para los inmuebles, de acuerdo con las disposiciones de este inciso no podrá ser inferior al de la base imponible fijada al 31 de diciembre de cada año, a los efectos del pago de los impuestos inmobiliarios o tributos similares. Este valor se tomará asimismo en los casos en que no resulte posible determinar el costo de adquisición o el valor a la fecha de ingreso al patrimonio.

    De tratarse de los inmuebles destinados a casa-habitación del contribuyente o del causante en el caso de sucesiones indivisas, del valor determinado de conformidad a las disposiciones de este inciso podrá deducirse el importe adeudado al 31 de diciembre de cada año en concepto de créditos con garantía hipotecaria constituida sobre dichos inmuebles.

    En los supuestos de cesión gratuita de la nuda propiedad con reserva del usufructo, el cedente deberá computar, cuando corresponda a los fines de este impuesto, el valor total del inmueble, determinado de acuerdo con las normas de este inciso. En los casos de cesión de la nuda propiedad de un inmueble por contrato oneroso con reserva de usufructo se considerarán titulares por mitades a los nudos propietarios y a los usufructuarios.

    b) Automotores, aeronaves, naves, yates y similares: Al costo de adquisición o construcción o valor de ingreso al patrimonio, se le aplicará el índice de actualización mencionado en el artículo 27 referido a la fecha de adquisición, construcción o de ingresos al patrimonio, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva. Al valor así obtenido se le restará el importe que resulte de aplicar el coeficiente anual de amortización que para cada tipo de bienes fije el reglamento o la Dirección General Impositiva, correspondiente a los años de vida útil transcurridos desde la fecha de adquisición, finalización de la construcción o de ingreso al patrimonio, hasta el año, inclusive, por el cual se liquida el gravamen.

    En el caso de automotores, el valor a consignar no podrá ser inferior al que establezca la Dirección General Impositiva, al 31 de diciembre de cada año, con el asesoramiento de la Caja Nacional de Ahorro y Seguro.

    c) Los depósitos y créditos en moneda extranjera y las existencias de la misma: de acuerdo con el último valor de cotización -tipo comprador- del Banco de la Nación Argentina al 31 de diciembre de cada año, incluyendo el importe de los intereses que se hubieran devengado a dicha fecha.

    d) Los depósitos y créditos en moneda argentina y las existencias de las mismas: por su valor al 31 de diciembre de cada año el que incluirá el importe de los intereses y de las actualizaciones legales, pactadas o fijadas judicialmente que se hubieran devengado a la fecha indicada.

    e) Objetos de arte, objetos para colección y antigüedades que se clasifican en el capítulo 99 de la Nomenclatura del Consejo de Cooperación Aduanera, objetos de adorno y uso personal y servicios de mesa en cuya confección se hubiera utilizado preponderantemente metales preciosos, perlas y/o piedras preciosas: por su valor de adquisición, construcción o ingreso al patrimonio, al que se le aplicará el índice de actualización mencionado en el artículo 27 referido a la fecha de adquisición, construcción o de ingreso al patrimonio, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el mes de diciembre de cada año.

    f) Otros bienes no comprendidos en el inciso siguiente: por su costo de adquisición, construcción o valor a la fecha de ingreso al patrimonio actualizado por aplicación del índice mencionado en al artículo 27 referido a la fecha de adquisición, construcción o de ingreso al patrimonio que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el mes de diciembre de cada año.

    g) Objetos personales y del hogar, con exclusión de los enunciados en el inciso e): por su valor de costo. El monto a consignar por los bienes comprendidos en este inciso no podrá ser inferior al que resulte de aplicar el cinco por ciento (5%) sobre la suma del valor total de los bienes gravados situados en el país y el valor de los inmuebles situados en el exterior.
    VALUACION DE LOS BIENES SITUADOS
    EN EL EXTERIOR

    Artículo 23.- Los bienes situados en el exterior se valuarán de la siguiente forma:

    a) Inmuebles, automotores, aeronaves, naves, yates y similares, bienes inmateriales y los demás bienes no incluidos en los incisos siguientes: a su valor de plaza en el exterior al 31 de diciembre de cada año.

    b) Los créditos, depósitos y existencia de moneda extranjera, incluidos los intereses de ajustes devengados al 31 de diciembre de cada año: a su valor de esa fecha.

    c) Los títulos valores que se coticen en bolsas o mercados del exterior: al último valor de cotización al 31 de diciembre de cada año.

    Para la conversión a moneda nacional de los importes en moneda extranjera de los bienes que aluden los incisos anteriores se aplicará el valor de cotización, tipo comprador, del Banco de la Nación Argentina de la moneda extranjera de que se trate el último día hábil anterior al 31 de diciembre de cada año.
    MINIMO EXENTO

    Artículo 24.- No estarán alcanzados por el impuesto los sujetos indicados en el inciso a) del artículo 17 cuyos bienes, valuados de conformidad a lo dispuesto en los artículos 22 y 23 resulten iguales o inferiores a mil millones de australes (A 1.000.000.000).
    ALICUOTAS

    Artículo 25.- El gravamen a ingresar por los contribuyentes a que se alude en el artículo anterior, surgirá de la aplicación de la alícuota del uno por ciento (1%) sobre el valor total de los bienes sujetos al impuesto cuyo monto exceda del establecido en el artículo 24.

    Los sujetos de este impuesto podrán computar como pago a cuenta las sumas efectivamente pagadas en el exterior por gravámenes similares al presente que consideren como base imponible el patrimonio o los bienes en forma global. Este crédito sólo podrá computarse hasta el incremento de la obligación fiscal originado por la incorporación de los bienes situados con carácter permanente en el exterior.

    Artículo 26.- Los contribuyentes del impuesto sobre los activos, las sucesiones indivisas radicadas en el país y toda otra persona de existencia visible o ideal domiciliada en el país que tenga el condominio, posesión, uso, goce, disposición, depósito, tenencia, custodia, administración o guarda de bienes sujetos al impuesto que pertenezca a los sujetos mencionados en el inciso b) del artículo 17, deberán ingresar con carácter de pago único y definitivo por los respectivos bienes al 31 de diciembre de cada año, el uno por ciento (1%) del valor de dichos bienes, determinado con arreglo a las normas de la presente ley.

    No corresponderá efectuar el ingreso establecido en este artículo cuando su importe resulte igual o inferior a dos millones y medio de australes (A 2.500.000).

    Los responsables obligados al ingreso del gravamen tendrán derecho a reintegrarse el importe abonando, incluso reteniendo y/o ejecutando directamente los bienes que dieron origen al pago.
    CAPITULO III

    OTRAS DISPOSICIONES

    Artículo 27.- A los efectos de esta ley los índices de actualización deberán ser elaborados anualmente por la Dirección General Impositiva sobre la base de los datos relativos a la variación de índices de precios al por mayor, nivel general, que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

    La tabla a que se refieren los incisos s), b), e) y f) del artículo 22 contendrá valores mensuales para los veinticuatro (24) meses inmediatos anteriores, valores trimestrales promedio -por trimestre calendario- desde el 1 de enero de 1975 y valores anuales promedio para los demás períodos y tomará como base el índice de precios correspondiente al mes para el cual se elabore la tabla.

    Asimismo, la Dirección General Impositiva a partir del período fiscal 1992, actualizará anualmente, sobre la base de la variación experimentada en el índice mencionado en el primer párrafo del presente artículo durante el período fiscal a que se refiere la liquidación del gravamen, el importe previsto en los artículos 24 y 25.

    Artículo 28.- Facúltase a la Dirección General Impositiva a dictar las normas complementarias de información y percepción o retención del gravamen que resulten necesarias para su aplicación e ingreso.

    Artículo 29.- La aplicación, percepción y fiscalización del presente gravamen estará a cargo de la Dirección General Impositiva y se regirá por las disposiciones de la ley 11.683 (t.o. en 1978 y sus modificaciones).

    Artículo 30.- El producido del impuesto establecido en la presente ley se distribuirá, conforme al siguiente régimen especial:

    a) El noventa por ciento (90%) para el financiamiento del régimen nacional de previsión social que se depositará en la cuenta del Instituto Nacional de Previsión Social.

    b) El diez por ciento (10%) para ser distribuido entre las jurisdicciones provinciales y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a un prorrareador formado en función de la cantidad de beneficiarios de las cajas de previsión o de seguridad social de cada una de las jurisdicciones al 31 de mayo de 1991. Los importes que surjan de dicho prorrateo serán girados directamente y en forma diaria a las respectivas cajas con afectación específica a los regímenes previsionales existentes. El prorrateo será efectuado por la Subsecretaría de Seguridad Social sobre la base de la información que le suministre la Comisión Federal de Impuestos.

    Cuando existan cajas de previsión o de seguridad social en jurisdicciones municipales de las provincias, el importe a distribuir a las mismas se determinará en función a su número total de beneficiarios existentes al 31 de mayo de 1991, en relación con el total de beneficiarios de los regímenes previsionales nacionales, provinciales y de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

    El noventa por ciento (90%) del importe mencionado en el párrafo anterior se deducirá del monto a distribuir de conformidad al punto a) y el diez por ciento (10%) del determinado de acuerdo con el punto b). Los importes que surjan de esta distribución serán girados a las jurisdicciones provinciales, las que deberán distribuirlos en forma automática y quincenal a las respectivas cajas municipales.
    TITULO VII

    DESTINO DE LOS RECURSOS DE PRIVATIZACIONES

    Artículo 31.- Destínase al régimen nacional de previsión social el treinta por ciento (30%) de los recursos brutos que se obtengan de las prvatizaciones realizadas conforme a los mecanismos de la ley 23.696 o normas especiales, ya sea por venta de activos, concesión, transferencia de bienes muebles, acciones o servicios, venta de inmuebles, tanto del Estado nacional de las Empresas del Estado y organismos descentralizados.

    Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, se transferirán en propiedad al Instituto Nacional de Previsión Social, la totalidad de las acciones pertenecientes al Estado Nacional de las sociedades licenciatarias Norte S.A. y Sur S.A. de los servicios de Telecomunicaciones.

    El adquirente, concesionario, licenciatario o socio, depositará directamente el referido porcentaje del precio, canon, derecho de asociación o contraprestación en una cuenta que a tal efecto abrirá la Subsecretaría de Seguridad Social en el banco de la Nación Argentina.

    Artículo 32.- Deróganse a partir del 1 de enero de 1992 los convenios de corresponsabilidad gremial acordados por aplicación de la ley 20.155.

    Asimismo se derogan los artículos referidos al régimen sustitutivo de aportes y contribuciones a la Seguridad Social de la ley 23.107.

    Artículo 33.- Derógase la ley 23.883.
    TITULO VIII

    MODIFICACION DE LA LEY DE TASAS JUDICIALES

    Artículo 34.- Incorpórase al inciso f) del artículo 13 de la ley 23.898 lo siguiente:

    "... como, asimismo el Instituto Nacional de Previsión Social respecto de las actuaciones tendientes al cobro de aportes, contribuciones y demás obligaciones de la seguridad social".

    Artículo 35.- La presente exención tiene efecto desde la vigencia de la ley 23.898.

    Artículo 36.- Comuníquese, etc.
Citas legales:Ley 11.683 (t.o. 1978) Biblioteca
Ley 17.574 Biblioteca
Ley 19.032 Biblioteca
Ley 21.526 Biblioteca